LA CAÍDA DE LOS DIOSES (1969)

    139
    Titulo original: La cadutta degli dei / The Damned (Götterdämmerung / Die Verdammten
    Año: 1969
    País: Italia - Alemania - Suiza
    Duración: 156 min.
    Dirección: Luchino Visconti.
    Guión: Nicola Badalucco, Enrico Medioli y Luchino Visconti
    Música: Música: Maurice Jarre. Tema musicales: “Nachts ging das Telefon”, interpretado por Zara Leander: y “Kinder, heut abend, da such ich mir was aus”, interpretado por Helmut Berger

    Intérpretes

    Dirk Bogarde, Ingrid Thulin, Helmut Griem, Helmut Berger, Renaud Verley, Umberto Orsini, Reinhard Kolldehoff, Albrecht Schoenhals, Florinda Bolkan, Nora Ricci, Charlotte Rampling, Irina Wanka, Karin Mittendorf, Valentina Ricci, Wolfgang Hillinger, Bill Vanders, Howard Nelson Rubien, Werner Hasselmann, Peter Dane, Mark Salvage, Karl-Otto Alberty, John Frederick, Richard Beach, Klaus Höhne, Ernst Kuhr, Peter Brandt, Wolfgang Ehrlich, Ester Carloni, Antonietta Fiorito, Jessica Dublin, Piero Morgia, Karl Hass, Judith Burnett, Al Cliver, Giada Desideri, Karl Menzel y Michele Scalera.

    Premios

    Nominada al Oscar al Mejor Guion Original. Nominada al Globo de Oro a la Mejor Revelación (Helmut Berger)

    Sinopsis

    En 1933 la familia Von Essenbeck, enriquecida con los negocios del acero tras la Primera Guerra Mundial, celebra el cumpleaños del jefe familiar, el Barón Von Essenbeck (Albrecht Schönhals). La cena es interrumpida por el incendio del Reichstag al mismo tiempo que Martin (Helmut Berger) aparece disfrazado de Marlene Dietrich. Se trata de una dinastía corrompida y degenerada, obsesos del poder y la ambición capaces de cualquier cosa para lograr el triunfo, incluso la destrucción entre ellos mismos para alcanzar la cima del poder que representan. Conforme van transcurriendo los meses y el partido nazi alcanza todos los resortes del poder, los acontecimientos se precipitan para los Von Essenbeck, dividiéndose la familia cada vez más. Solo Herbert Thallman (Umberto Orsini) se niega a colaborar con el régimen nazi, ya que para él, el incendio del Reichtag, es una prueba concluyente de la tiranía que se avecina. Herbert tendrá que abandonar el país, acusado de asesinato. Detrás quedan Elizabeth (Charlotte Rampling), su esposa y las dos hijas del matrimonio. Los propietarios de la empresa van a encontrarse en medio de las luchas por el poder, fundamentalmente entre las S.A. y el Ejercito. Konstantin (Rene Koldehoff), partidario de un compromiso directo de las industrias familiares con el partido nazi, utilizará las perversiones de Martín para doblegar a la familia Essenbeck y utilizarla para sus fines. Pero los nazis imponen sus leyes y su falta de escrúpulos, llevando a la degeneración de los Von Essenbeck y de toda su clase social.

    Comentario

    Una de las más grandes y famosas películas de Luchino Visconti, que una vez más incide en la decadencia de una clase social, como en “El Gatopardo” y que posteriormente volvería a tratar el tema más o menos tangencialmente en “Muerte en Venecia” y en “Confidencias”. La acción se sitúa en la Alemania de preguerra y arranca precisamente con el incendio del Reischtag. Visconti refleja el paulatino proceso de descomposición de la sociedad germana en el que tiene lugar el triunfo y caída del nazismo, visto a través de una aristocrática familia de industriales alemanes. La lucha de clases y las obsesiones sexuales son los principales pilares en los que este exquisito director hace descansar el peso de un relato algo propenso al efectismo. La puesta en escena, medida y muy cuidada, marca de fábrica del cine de Visconti, vuelve a ser deslumbrante. Cuanta como cómplices a los operadores Armando Nannuzzi y Pasquale de Santis, con la dirección artística de Pasquale Romano y Enzo del Prato, con la música de Maurice Jarre y con el montaje de Ruggero Mastroianni. Otro de los innegables aciertos del film lo constituye un gran plantel de actores, con Dick Bogarde, Ingrid Thulin, Charlotte Rampling, Florinda Bolkan y Helmut Berger.