LA AVENTURA DE PLYMOUTH (1952)

    23
    Titulo original: Plymoutt Adventure
    Año: 1952
    Fecha de estreno en España: 14-06-1980 (TVE)
    País: EE.UU.
    Duración: 105 min.
    Dirección: Clarence Brown
    Guión: Helen Deutsch, basado en una novela de Ernest Gebler.
    Música:

    Miklós Rózsa.
    Temas musicales: «Confess Jehovah Thankfully».


    Intérpretes

    Spencer Tracy, Gene Tierney, Van Johnson, Leo Genn, Dawn Addams, Lloyd Bridges, Barry Jones, John Dehner ... Gilbert Winslow, Tommy Ivo, Lowell Gilmore, Noel Drayton, The Mayflower, John Alderson, Roger Broaddus, Loren Brown, Paul Cavanagh, Gene Coogan, Noreen Corcoran, Harry Cording, John Dierkes, Don Dillaway, Michael Dugan, Kay English, Elizabeth Flournoy, Ivis Goulding, Harvey M. Guzik, Elizabeth Harrower, Steve Hayes, Dennis Hoey, Charles Keane, Kathleen Lockhart, James Logan, Murray Matheson, Keith McConnell, Owen McGiveney, Matt Moore, Damian O'Flynn, Dayton Osmond, Ken Osmond, Gil Perkins, Hugh Pryne, Maggie Rennie, William Self, John Sherman, Arthur Tovey, Patrick Whyte, Rhys Williams y Harry Wilson.

    Premios

    Premios Oscar: Oscar a los Mejores Efectos Especiales.


    Sinopsis

    En el siglo XVII, el Mayflower, un navío repleto de puritanos que escapaban de la persecución que sufrían en Inglaterra, tras un largo viaje, arriba a la costa atlántica de América del Norte, donde fundan las colonias de Nueva Inglaterra. El obstinado capitán Christopher Jones (Spencer Tracy), a pasar de los problemas técnicos que sufre el barco, quiere llegar como sea al destino marcado. Mientras tanto, surge una historia romántica entre John Alden (Van Johnson) y Patricia Mullen (Dawn Addams).

    Comentario

    Adaptación cinematográfica de la novela homónima del escritor irlandés Ernest Gebler. Encuadrado dentro del subgénero de travesías navales, la película revive el viaje de los "peregrinos" que formaron las primeras colonias en la costa atlántica de lo que hoy son los Estados Unidos. El longevo director Clarence Brown ("Ana Karenina") dirigió este largometraje que resultaría ser su testamento cinematográfico. La cinta ganó el Oscar a los mejores efectos especiales en 1953.