LA AMENAZA DE ANDRÓMEDA

    36
    Titulo original: The Andromeda Strain
    Año: 1971
    País: EE.UU.
    Duración: 131 min.
    Dirección: Robert Wise.
    Guión: Nelson Gidding, basado en una novela de Michael Crichton.
    Música: Gil Melle.

    Intérpretes

    Arthur Hill, David Wayne, James Olson, Kate Reid, Paula Kelly, George Mitchell, Ramon Bieri, Kermit Murdock, Richard O’Brien, Eric Christmas, Peter Hobbs, Mark Jenkins, Peter Helm, Joe Di Reda, Carl Reindel, Ken Swofford, Frances Reid, Richard Bull y John Carter.

    Sinopsis

    Un satélite espacial lanzado desde la base aérea de Vandenberg, ha caído en la tierra, siendo encontrado en un remoto pueblo del desierto de Nuevo México. Dos técnicos, con la misión de recuperarlo, entran en el pueblo, descubriendo que la mayor parte de la población está muerta. Inmediatamente se ponen en contacto con su base y piden instrucciones. Desde ella, aunque conscientes del peligro que les amenaza, les ordenan que sigan las reglas que tienen en su poder relativas al proyecto. Les ordenan que localicen el satélite y lo recojan. Al poco tiempo hay un silencio absoluto. El control de la misión ordena inmediatamente un reconocimiento aéreo. Se declara el estado de emergencia y se da la alerta Wildfire, nombre en clave previsto para una contingencia similar. El equipo denominado con este nombre se reúne. Dos científicos, vestidos con escafandras aislantes del exterior, llegan en helicóptero al lugar, encontrando cadáveres por todas partes. Las víctimas, incluyendo a los técnicos que habían llegado previamente, aparentemente murieron de forma instantánea. No ven sangre, y al examinar los cadáveres, descubren que la sangre de los cuerpos se ha convertido en polvo. El satélite, parcialmente quemado y agrietado debido al calor provocado por el roce al entrar en la atmósfera terrestre, es encontrado en la oficina del médico del pueblo. Su apertura ha sido forzada. Colocan la cápsula en un plástico protector e inician el regreso, encontrándose de repente con dos supervivientes, un bebé llorando en su cuna, y un viejo, con ojos salvajes, cubierto de sangre y polvo.

    Comentario

    Robert Wise, un director que siempre se ha desenvuelto muy bien por el género fantástico (suya fue la excelente Ultimatum a la tierra), lleva a la pantalla una de las primeras novelas de Michael Crichton, sobre una sonda espacial norteamericana que, a su regreso a la tierra, trae consigo un virus desconocido que acaba con los habitantes de un pueblo de Nuevo México. En su momento se entendió como un grito de alarma ante la guerra bacteriológica que, como siempre en que Michael Crichton está detrás de una historia, ésta se encuentra muy bien documentada, mostrando la utilización de una tecnología científica muy sofisticada y advirtiendo sobre las consecuencias de un desarrollo científico sin control.