KING KONG (1976)

    204
    Titulo original: King Kong
    Año: 1976
    País: EE.UU.
    Duración: 129 min.
    Dirección: John Guillermin
    Guión: Lorenzo Semple Jr., basado en el guión escrito por James Creelman y Ruth Rose, a partir de una idea de Merian C. Cooper y Edgar Wallace para la película “King Kong” de 1933.
    Música:

    John Barry


    Intérpretes

    Jeff Bridges, Jessica Lange, John Randolph, Charles Grodin, Rene Auberjonois, Julius Harris, Jack O'Halloran, Dennis Fimple, Ed Lauter, Jorge Moreno, Mario Gallo, John Lone, Garry Walberg, John Agar, Keny Long, Sid Conrad, George Whiteman, Wayne Heffley, Rick Baker, Todd Baker, Corbin Bernsen, Ray Buktenica, Larry M. Byrd, S.C. Dacy, Donald F. Glut, Walt Gorney, Brent Huff, Shawn McAllister, Joe Piscopo, Ira S. Rosenstein y Billy Zoom.

    Premios

    Oscar: Nominada al Oscar a la Mejor Fotografía y al Mejor Sonido.
    Premios BAFTA de la Academia de Cine Británico: Nominada a la mejor Dirección Artística.
    Globos de Oro: Premio a la Mejor Actriz debutante (Jessica Lange)


    Sinopsis

    El gigantesco “Petrol Explorer”, un barco petrolero perteneciente a la compañía Petrox, se dirige hacia una isla inexplorada del Pacífico en la que espera encontrar un gran yacimiento de oro negro. Entre los miembros de la expedición están Fred Wilson, director de operaciones, Jack Prescott, paleontólogo y polizón, y la bella y sensual Duan, una náufraga que el Explorer ha recogido durante la travesía. Una vez en la isla, en vez de petróleo, los componentes de la tripulación va a encontrar un gorila gigantesco al que los nativos llaman Kong y al que adoran como un dios ofreciéndole sacrificios humanos. Los nativos atacan a los expedicionarios yt capturan a Duan, que se la ofrecen a Kong para aplacar su furia.

    Comentario

    El productor Dino de Laurentiis propició en 1976 este primer remake de la mítica película de Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, al servicio de una sensual Jessica Lange. John Guillermin, un director especializado en cine de catástrofes (“El coloso en llamas”) aplica a la historia las coordenadas habituales de ese género. A destacar los efectos de Carlo Rambaldi en la creación del gigantesco simio.