KAMCHATKA

    Titulo original: Kamchatka
    Año: 2002
    País: Argentina - españa
    Duración: 105 min.
    Dirección: Marcelo Piñeyro
    Guión: Marcelo Piñeyro y Marcelo Figueras
    Música: Bingen Mendizábal

    Intérpretes

    Ricardo Darín, Cecilia Roth, Héctor Alterio, Fernanda Mistral, Tomás Fonzi, Mónica Scapparone, Milton De La Canal, Matías Del Pozo, Evelyn Domínguez, Leticia Brédice, Nicolás Cantafio, Gabriel Galíndez, Maria Socas, Juan Carrasco, Demián Bugallo, Oscar Ferrigno Jr. y Alberto Silva.

    Premios

    Premio al Mejor Guión y Tercer Premio en el Festival de Cine de La Habana

    Sinopsis

    Harry (Matías Del Pozo) es un niño como cualquier otro. Tiene 10 años, va a la escuela, le gustan los juegos de mesa y mirar la televisión. Su padre (Ricardo Darín) es abogado, su madre (Cecilia Roth) trabaja en la universidad y su hermano menor, Simón “el enano” (Milton De La Canal), es socio obligado de sus tropelías. Lo que no es normal es el mundo en que vive. En 1976, la Argentina ha caído en manos de una dictadura militar. Miles de ciudadanos son perseguidos y secuestrados. En la mayoría de los casos, el único crimen del que podría acusárseles es el de oponerse vocalmente a un régimen semejante. Ese es el caso de los padres de Harry, sabiéndose buscados, deciden esconderse. Sacan a los niños de la escuela, abandonan su casa y se ocultan en una finca de las afueras de la ciudad. Imaginan que el tiempo hará su parte, suavizando la situación. Harry y el enano no están muy felices con su nueva circunstancia. Les duele haber sido apartados de sus amigos, de sus escuelas, de sus juguetes, de su vida cotidiana. Poco a poco comenzarán a apreciar las ventajas de su peculiar situación. El tiempo libre para explorar los confines de la finca. La oportunidad de conocer gente excitante y misteriosa, como Lucas (Tomás Fonzi), el adolescente a quien sus padres dan temporalmente asilo -Lucas también está en fuga-, y de quien recelarán primero para después convertirlo en su mejor aliado. Y la necesidad de adoptar nuevas personalidades, como los héroes de sus historietas favoritas; Harry, que no se llama Harry, elige ese nombre en homenaje a su ídolo, Houdini, el Rey de los Escapistas. Pero el tiempo no obrará a favor. La persecución llegará hasta ellos, mordiendo sus talones. Acorralados, sus padres decidirán dejarlos con los abuelos para apartarlos de la línea de fuego. Y a la hora de despedirse, antes de subirse al destartalado automóvil en que emprenderán la fuga final, papá y mamá dejarán en manos de Harry su juego de mesa favorito, el T.E.G., sabiendo al hacerlo que le dejan mucho más que un pasatiempo. Entre las reglas del T.E.G. hay escondido un secreto que sólo Harry sabrá, y que le ayudará a resistir hasta que finalmente salga el sol sobre ese país de invierno.

    Comentario

    El director argentino Marcelo Piñeyro (“Plata quemada”, “El método”), vuelve la vista a los terribles años de la dictadura argentina mostrándola a través de los ojos de un niño, obligado, junto a sus padres y hermano menor, a abandonar su poco seguro domicilio de Buenos Aires para buscar cobijo en casa de sus abuelos en el campo, donde nadie les conoce. El título, que corresponde a una península de Siberia es también una palabra mágica, un juego que el padre enseña a sus hijos para defenderse de alguna manera de quienes les quieran buscar. Es una película emotiva y honesta, con excelentes trabajos de los adultos Ricardo Darín, Cecilia Roth y Héctor Alterio y de los niños Matías del Pozo y Milton de la Canal.