JULIO CÉSAR

    218
    Titulo original: Julius Caesar
    Año: 1953
    País: EE.UU.
    Duración: 120 min.
    Dirección: Joseph L. Mankiewicz.
    Guión: Joseph L. Mankiewicz, basado en la obra de teatro homónima de William Shakespeare.
    Música: Miklós Rózsa.

    Intérpretes

    Marlon Brando, Louis Calhern, James Mason, Edmond O´Brien, John Gielgud, Greer Garson, Deborah Kerr, George Macready, Michael Pate, Richard Hale, Alan Napier, John Hoyt, Tom Powers, William Cottrell, Jack Raine, Ian Wolfe, Morgan Farley, William Phipps, Douglas Watson, Douglass Dumbrille, Rhys Williams, Michael Ansara y Dayton Lummis.

    Premios

    Oscar a la Mejor Dirección Artística. Nominada al Oscar en las categorías de Mejor Película, Mejor Actor Protagonista (Marlon Brando), Mejor Fotografía en blanco y negro y Mejor Música. Premio Bafta de la Academia de Cine Británico al Mejor Actor (Marlon Brando) y al Mejor Actor Británico (John Gielgud). Nominada al Bafta a la Mejor Película adaptada.

    Sinopsis

    En el año 44 antes de Jesucristo, Julio César (Louis Calhern) regresa a Roma tras haber derrotado a Pompeyo en la batalla de Farsalia y haberse confirmado como el amo del mundo. Se ha convertido en el dictador de Roma. Allí es aclamado por su fieles pero repudiado por sus sempiternos enemigos, que por la calle lanzan continuos discursos a favor del perdedor. Desde ese momento, un clima de crispación se apodera de los círculos de poder del Imperio, que irá degenerando hasta formarse una conspiración para asesinar al nuevo emperador. Dirigidos por Casius (John Gielgud) buscan el consenso de Brutus (James Mason), que admira a César aunque considera que su ambición es contraria a los intereses de Roma porque conducirá al imperio a la tiranía y que acaba uniéndose a los conspiradores. Camino del Coliseum donde ha de presenciar unos Juegos, César oye una voz que le dice: ¡Cuidate de los Idus de Marzo!, pero hace caso omiso a la advertencia. Con la llegada de los Idus de Marzo, Calpurnia (Greer Garson), la mujer de César, le advierte para que no acuda al Senado ese día, ya que en un sueño ha tenido un mal presentimiento. Pero César se cree invulnerable y acude al Capitolio. En las mismas escaleras del Senado es apuñalado por Casca (Edmond O’Brien), Cassius y otros conjurados. Será Brutus quién le de la última y definitiva puñalada, para explicar después en el Foro las razones profundas de su gesto. Pero Marco Antonio (Marlon Brando), el protegido y fiel amigo de César, toma la palabra inmediatamente para convencer a los romanos, con un emotivo y vibrante discurso, de que los autores del crimen deben ser ajusticiados, por lo que acaban huyendo. Una guerra fratricida se atisba en el horizonte y los conjurados son pasados por las armas de Marco Antonio y Octavius (Douglass Watson), el nuevo César. Cassius y Brutus se suicidan. Ante el cuerpo inerte de Brutus, Marco Antonio le rinde homenaje: Ha sido el más noble de todos los romanos, dice.

    Comentario

    Con un actor de la talla de Marlon Brando, un gran director como Joseph L. Mankiewicz y el gran drama shakesperiano sólo puede salir una obra maestra. El propio Mankiewicz firma la adaptación cinematográfica, muy fiel al texto de William Shakespeare. Su gran virtud es que en ningún momento parece teatro filmado, sino que la película cobra fuerza por sí misma. El trío de personajes que marca el desarrollo del drama está formado por Julio César, Bruto y Marco Antonio. César, un ser egocéntrico y confiado, es el eje sobre el que giran las intrigas y conspiraciones del Imperio. Su propia grandeza será lo que acabe con su poder. Por su parte, Bruto se presenta como una persona noble que toma la decisión equivocada por el bien de Roma y que decide sacrificar a su emperador por temor a que se convierta en un tirano. Por último, con la muerte de César entra en escena Marco Antonio, que protagoniza el momento álgido de la historia con un discurso en el que se hace con el favor del pueblo ante los temores de los conspiradores, que deben salir huyendo cuando éste se hace con el poder. La fuerza del texto queda amplificada por unas excelentes interpretaciones con Marlon Brando como Marco Antonio y James Mason como Bruto. A su lado un elenco realmente excepcional, que incluye a John Gielgud, Louis Calhern, Edmund O'Brien y Deborah Kerr.