INVASIÓN EN BIRMANIA (1962)

    789
    Titulo original: Merrill’s Marauders
    Año: 1962
    Fecha de estreno en España: 24-06-1963
    País: EE.UU.
    Duración: 98 min.
    Dirección: Samuel Fuller
    Guión: Samuel Fuller, Charlton Ogburn Jr. Y Milton Sperling
    Música:

    Howard Jackson.


    Intérpretes

    Jeff Chandler, Ty Hardin, Peter Brown, Andrew Duggan, Will Hutchins, Claude Atkins, Luz Valdez, John Hoyt, Charlie Briggs, Chuck Robertson, Chuck Hayward, Jack C. Williams, Chuck Hicks, Vaugham Wilson y Pancho Magalona.

    Sinopsis

    En la II Guerra Mundial, el general Frank D. Merrill (Jeff Chandler), al mando de la brigada de infantería 5307 compuesta por tres mil soldados americanos voluntarios, tiene la misión de impedir el avance de las tropas japonesas en Birmania, que, con un millón de soldados, están a la espera de enlazar en Oriente con las tropas alemanas. Birmania, llave de la India, está en manos niponas y su conquista es decisiva para los aliados. La 5307, es la primera en infiltrarse tras las líneas japonesas, en plena jungla. Al principio deben sobre todo mantenerse ocultos para así sorprender mejor al enemigo. Su estrategia no puede ser otra que la del golpe de mano, pero aquí se encuentran además con un nuevo y pavoroso enemigo, la jungla. Tras cumplir con la misión encomendada, la brigada es perseguida por los japoneses a través de la jungla, que es testigo de las encarnizadas batallas entre ambos ejércitos. La mayor parte de los integrantes de la 5307 mueren en el intento de regresar, y solo un centenar conseguirán llegar a tierra amiga.

    Comentario

    Un clásico del cine bélico, visto por los ojos socarrones de Samuel Fuller, que demuestra cómo se puede hacer buen cine de acción sin caer necesariamente en la necedad o la propaganda, que es casi lo mismo. Las peripecias de un comando destacado en Birmania tienen base real y una humanidad poco común en este tipo de productos, además del pulso narrativo característico de este director. La película muestra el dramatismo de una misión iniciada por tres mil hombres y en la que apenas conseguirán sobrevivir un centenar. Secuencias como la toma de la estación de Walawbun, admirablemente filmada, forman parte de la antología del género bélico, no desatendiendo tampoco Fuller el estudio de caracteres de los distintos personajes de la historia. La película fue la última de Jeff Chandler, que moriría poco después víctima de una infección cogida durante el rodaje, realizado en exteriores asiáticos.