INSPECTOR BELLAMY (2009)

    Titulo original: Bellamy
    Año: 2009
    País: Francia
    Duración: 110 min.
    Dirección: Claude Chabrol
    Guión: Claude Chabrol y Odile Barski
    Música: Matthieu Chabrol Temas musicales: “Les Copains d´Abord”, interpretado por Georges Brassens; “Dans l´eau de la claire fontaine”, interpretado por Georges Brassens; “Sinfonía No. 6 op. 74 Patética”, de Pyotr Ilyich Tchaikovsky, interpretado por la Orquesta Sinfónica de la radio Polaca O dirigida por A. Wit; “Passing Coulds”; “Habanera”; “Quand les Cons sont Braves”, interpretado por Georges Brassens; y “Concerto en mi menor para violoncello y orquesta”, de Edward Elgar, interpretado por Henri Demarquette.

    Intérpretes

    Gérard Depardieu, Clovis Cornillac, Jacques Gamblin, Marie Bunel, Vahina Giocante, Marie Matheron, Adrienne Pauly, Yves Verhoeven, Bruno Abraham-Kremer, Rodolphe Pauly, Maxence Aubenas, Anne Maureau, Henri Cohen, Thierry Calas, Dominique Ratonnat, Mauricette Pierre, Jean-Claude Dumas, Matthieu Penchinat, Thomas Chabrol, Vitchy du Palais des Papes y Claire Louis.

    Sinopsis

    Como todos los años, el comisario Paul Bellamy (Gérard Depardieu) va a pasar unos días a Nimes a casa de la familia de Françoise (Marie Bunel), su mujer, que no piensa más que en hacer algún crucero por países lejanos… Paul está muy unido a ella pero odia viajar. Esta vez, tiene un doble pretexto para no moverse: su hermanastro Jacques (Clovis Cornillac), tarambana y bebedor, se presenta sin previo aviso y un hombre perseguido llega pidiendo protección. Llevado por su impulso natural de ayudar a los demás, sin moverse del lugar a ser posible, Paul les dedica todo su tiempo y energía. Curioso por naturaleza, la investigación policial no le plantea problemas. En cambio, su papel de hermano mayor se le hace mucho más cuesta arriba… Su tranquilidad vacacional se ve interrumpida con la aparición de un asesino confeso, Jacques Gamblin (Noël Gentil), quien bajo distintas personalidades se apasionó por una joven pedicura y más allá de la infidelidad matrimonial decidió ir más lejos.

    Comentario

    Última película de Claude Chabrol, su largometraje número 54, un thriller dramático excesivamente lento y pesado, que supuso para su director su único trabajo con Gérard Depardieu. La película está llena de ironía y, como en la obra del director, también aquí hay una sutil crítica a la burguesía.