ICE AGE: EL GRAN CATACLISMO (2016)

    19
    Titulo original: Ice Age: Collision Course
    Año: 2016
    País: EE.UU.
    Duración: 94 min.
    Dirección: Mike Thurmeier y Galen T. Chu
    Guión: Michael J. Wilson, Michael Berg y Yoni Brenner, según un argumento de Aubrey Solomon.
    Música: John Debney Temas musicales: “Music from Ice Age”; “Fireball”, interpretado por Ali Dee Theodore; “Crazy In Love”, interpretado por Sarai Howard; “Let´s Get It On”, interpretado por The Practice Worldwide; y “My Superstar”, interpretado por Jessie J.

    Sinopsis

    La persecución épica de Scrat para conseguir su escurridiza bellota le llevará a un universo donde accidentalmente activa una serie de eventos cósmicos que transforman y amenazan al Mundo Ice Age. Para salvarse, Sid, Manny, Diego, y el resto de la manada tendrán que abandonar su hogar y embarcarse en una misión llena de diversión y aventuras viajando por tierras exóticas y conociendo a un montón de nuevos y coloridos personajes.

    Comentario

    Un frío glaciar, mamuts que se creen zariguellas, dinosaurios, piratas y, ahora, naves espaciales. Han pasado catorce años desde que, en 2002, se diera a conocer una de las sagas de animación más taquilleras (y de las más largas) del mundo. En su quinta entrega, "Ice Age: el gran cataclismo”, un gran meteorito amenaza la vida en la Tierra, y la pandilla de protagonistas -que aumenta en número con cada película- tratará de impedir el apocalipsis. Nos encontramos ante un referente del panorama actual en cuanto a cine de animación, pero argumentar que este trabajo es solvente y funcional no es suficiente en el marco de una franquicia multimillonaria como la de la alianza Blue Sky-Fox, al menos si pretenden mantener ese tono de seriedad y calidad equiparable a los estudios DreamWorks o Pixar. Con cada película, la historia ha ido derivando hacia el drama familiar que viven los personajes más que en el contexto original de la era de hielo, perdiendo su frescura original. El resultado es una comedia simplista basada en personajes estereotípicos y una trama cliché que resulta previsible, mecánica y rutinaria. Esto no significa que todo el cine deba ser sesudo, y menos éste tipo, destinado a los más pequeños de la casa. En ocasiones uno ve una película por su mera intención primigenia: entretener. El problema radica en crear determinadas expectativas entre el público que se congelan en la sala cuando ven el descenso en calidad argumentativa de la saga desde la primera entrega. Partiendo del matiz de que es una cinta de género, se trata de un film con un humor fácil, tanto para niños como para adultos. Las escenas referentes a los cristales luminosos que se pudo ver ya en tráiler, tiene una estética muy colorida y bella. Pero la chispa viene con las simpáticas reencarnaciones de un Pitágoras o un "Dalai Llama", así como las varias referencias a otras películas como "Armageddon" (Michael Bay,1998), "El príncipe de Egipto" (DreamWorks, 1998) o "El planeta de los simios" (Franklin J.Schaffner, 1968), que evidentemente resultarán más claras para los adultos. Por su parte, Scratch continúa con su odisea, esta vez en el espacio (la mezcla de mundos y épocas es especialmente llamativa en esta entrega). Salvando algunas de sus peripecias, la persecución puede resultar repetitiva dentro de un largometraje. Blue Sky podría considerar, mejor, la realización de una serie donde los episodios dieran mayor pie a la experimentación. Mientras tanto, seguiremos esperando que algún día alcance esa dichosa bellota.