HORIZONTES DEL OESTE

    24
    Titulo original: Horizons West
    Año: 1952
    País: EE.UU.
    Duración: 81 min.
    Dirección: Budd Boetticher
    Guión: Louis Stevens.
    Música: Herman Stein. Tema musical: Alexis, Darlin’ Of Texas, interpretado por Judith Braun.

    Intérpretes

    Robert Ryan, Julie Adams, Rock Hudson, Judith Braun, John McIntire, Raymond Burr, James Arness, Dennis Weaver, Frances Bavier, Tom Powers, John Hubbard, Rodolfo Acosta, Douglas Fowley, Walter Reed, Raymond Greenleaf, Dan Poore, Mae Clarke, Robert Bice, Fred Coby, Edward Coch, John Harmon y Burt Kennedy.

    Sinopsis

    Acaba de concluir la Guerra de Secesión. Los hermanos Dan (Robert Ryan) y Neal Hammond (Rock Hudson) regresan a su casa tejana de Austin tras haber luchado junto al ejército confederado. Mientras que Neal se adapta pronto a la monotonía de su nueva vida, Dan busca el dinero fácil y la aventura, uniéndose a una banda de ladrones de ganado, integrada por soldados renegados, que pronto se convierten en el terror del condado. Dan abandona incluso a Sally (Judith Braun), su amor de juventud, con quién quería casarse al término de la guerra, a la vez que se enamora de Lorna Hardin (Julie Adams), esposa de un ranchero sin escrúpulos, Cordon Hardin (Raymond Burr). Este, sospechando que Dan es el cerebro de la banda de forajidos, ordena a sus hombres que detengan a su hermano Neal, en un esfuerzo por conseguir información acerca de Dan. Neal es golpeado brutalmente y cuando Dan se entera de lo sucedido busca a Cordon para matarle. El ranchero intenta defenderse pero acaba sucumbiendo ante Dan. . Ha pasado el tiempo. Dan y Lorna, unidos, se dedican a traficar con las tierras, para lo que recurren, incluso, a sobornar a los jueces de la localidad. Los rancheros, cansados de sufrir tantos atropellos, deciden unirse y aunar esfuerzos, nombrando sheriff a Neal, lo que inevitablemente llevará al enfrentamiento entre ambos hermanos.

    Comentario

    Un western muy característico de su director, con mayores ambiciones que sus otras películas de serie B del género que, con un argumento muy utilizado, la lucha entre dos hermanos situados a ambos lados de la ley, consigue unos óptimos resultados. A ello contribuye una precisa dirección que sabe centrarse en lo principal, obviando aspectos circunstanciales de la historia, y un excelente ritmo narrativo. También el brillante trabajo interpretativo de sus dos protagonistas, Robert Ryan y Rock Hudson, contribuye a que esta sea una de las mejores películas de Boetticher y un western muy entretenido.