HORAS DESESPERADAS (1955)

    121
    Titulo original: The Desperate Hours
    Año: 1955
    País: EE.UU.
    Duración: 112 min.
    Dirección: William Wyler.
    Guión: Joseph Hayes basado en su propia novela y obra de teatro homónimas.
    Música: Gail Kubik.

    Intérpretes

    Humphrey Bogart, Fredric March, Robert Middleton, Martha Scott, Dewey Martin, Gig Young, Mary Murphy, Richard Eyer, Arthur Kennedy, Alan Reed, Bert Freed, Ray Collins, Whit Bissell, Ray Teal, Walter Baldwin, John Benson, Paul E. Burns, Edmund Cobb, Ann Doran, Ralph Dumke, Pat Flaherty, Joe Flynn, Fred S. Fosler, Beverly Garland y Don Haggerty, Donald Kerr, Helen Kleeb, Louis Lettieri, Mike Mahoney, Michael Moore, Burt Mustin, James O'Hara, Simon Oakland, Ric Roman, Paul Salata y Joel D. Smith.

    Sinopsis

    Dos peligrosos reclusos, los hermanos Glenn y Hal Griffin (Humphrey Bogart y Dewey Martin), se han fugado de la cárcel acompañados de un tercer penado. Roban un coche y consiguen llegar a la ciudad, una tranquila localidad burguesa de pacíficos barrios residenciales con casitas rodeadas de jardines. El trío decide abandonar el vehículo y refugiarse en una casa. La elegida es una que tiene en su jardín una bicicleta infantil. Los tres fugados se ocultan en el hogar de los Hilliard, una típica familia burguesa formada por el padre Dan Hilliard (Fredric March); la madre, Eleanor (Martha Scott); la hija, Cindy (Mary Murphy), y el pequeño Ralphie (Richard Eyer). En el momento de producirse la violenta ocupación de la casa por el trío de reclusos, en las primeras horas de la mañana de un día laborable, sólo se encuentra en casa la madre. Pero, antes o después, cuando regresan al hogar los restantes miembros de la familia, todos serán utilizados como rehenes. Los bandidos sólo se han refugiado allí momentáneamente. Tienen que conseguir dinero rápidamente y reemprender la huida. La policía, al mando del capitán Jesse Bard (Arthur Kennedy), entra en acción. Carreteras y vías de comunicación quedan vigiladas. Los fugitivos lo saben, a través de las noticias de la radio, y temen ser descubiertos cuando continúen la fuga. De ahí que su situación sea comprometida y peligrosa. Las relaciones entre los cuatro miembros de la familia y los tres fugitivos son cada vez más tensas. Al principio, fue dan Hilliard quién intentó plantar cara a sus secuestradores, pero fue rápidamente reducido. Después será la esposa Eleanor quién se niegue a servir a Glenn Griffin, mientras la hija y el niño son también objeto de malos tratos. La situación llega al límite cuando Dan Hilliard logra hacer llegar a la policía una nota con algunas claves de su desesperada situación.

    Comentario

    Un clásico de Humphrey Bogart, obra maestra del cine de intriga y suspense. Penúltima película de Bogey en donde desarrolla un personaje muy familiar, el del gángster sin escrúpulos capaz de cometer las mayores atrocidades. Tras la cámara William Wyler uno de los grandes directores del Hollywood clásico, un director que siempre supo combinar en sus obras la espectacularidad con la meticulosidad y el estudio de caracteres. Fue un director que aportó al cine americano una sensibilidad muy europea, con la soledad y la familia, en sus múltiples variantes, como temas favoritos, pero siempre atento al comportamiento individual dentro del componente universal.