HIJO DE CAÍN (2012)

    Titulo original: Fill de Caín
    Año: 2012
    País: España
    Duración: 90 min.
    Dirección: Jesús Monllaó
    Guión: Sergio Barrejón y Davis Victori.
    Música: Ethan Lewis Maltby.

    Intérpretes

    José Coronado, Abril García, Xavi Lite, Julio Manrique, Maria Molins, Mercè Rovira, David Solans, Jack Taylor, Helena de la Torre y Maria Boquera.

    Premios

    Seleccionada para la Competición del Festival de Málaga de Cine Español.

    Sinopsis

    Nico Albert (David Solans) es un adolescente de extraño carácter, inteligencia excepcional y una única obsesión: el ajedrez. Cuando aparece envuelto en lo que parece un accidente que se salda con la muerte del perro de la familia y ante el empeoramiento de su conducta antisocial y su obsesión por el ajedrez, sus padres Carlos (Jose Coronado) y Coral (María Molins), preocupados por su hijo, contratan al psicólogo infantil Julio Beltrán (Julio Manrique) que tratará de entender las acciones del chico. A través de la terapia y de la afición común al ajedrez, Julio se adentrará en el inquietante mundo de Nico y en las complejas relaciones de esta familia aparentemente modélica. Comienza un pulso entre psicólogo y paciente en donde, se entretejen estrategias, se realizan movimientos en falso y sacrifican peones. Julio se verá atrapado en una peligrosa red de mentiras, inquietante telaraña en la que hasta el final persistirá la duda sobre quién manipula a quién. Descubrir la verdad a tiempo será la única opción para evitar que la esencia del mal acabe dominando sus vidas.

    Comentario

    Un thriller psicológico del debutante Jesús Monllaó que cruza el drama de un adolescente problemático y con una intriga familiar que alterna la placidez de la luz y de los personajes con la tormenta final. Un psicólogo, que tiene como paciente al muchacho obsesionado con el ajedrez, irá profundizando en los secretos ocultos de una familia a la par que introduce al muchacho en la escuela de un viejo maestro ajedrecista. Ambientada en Tarragona, la película se caracteriza por un encadenar secuencias y mantener un ritmo de sucesos calmados, enmarcados en paisajes mediterráneos (cristalinos, abiertos y luminosos) que de pronto se ven interrumpidos por un mar de incertidumbres y tortuosidades que mantienen la tensión de la narración hasta un final tempestuoso e imprevisible. Las historias muestran unos protagonistas que se debaten en una lucha contra sí mismos y el gran dilema ético del bien y el mal.