HAY QUE MATAR A B. (1973)

    20
    Titulo original: Hay que matar a B.
    Año: 1973
    País: España - Suiza
    Duración: 92 min.
    Dirección: José Luis Borau
    Guión: José Luis Borau y Antonio Drove
    Música: José Nieto

    Intérpretes

    Darren McGavin, Stéphane Audran, Patricia Neal, Burgess Meredith, José Nieto, Luis Prendes, Walter Coy, Pedro Díez del Corral, Rina Ottolina, Perla Cristal, Vicente Roca, María Cristina Heredia, Jaime Segura, Ángel Menéndez, José María Resel, Jaco Doria, Antonio Ross, Luis Ibarrondo, Carl Rapp, Pablo Hoyos, Ángel Acinas, Luis Barboo, Randi Cooley, Luis Induni, Irving Lerner, Fernando Navarro, Joaquín Parra, Juan Ribot y Fernando Villena.

    Premios

    Premio a la Mejor Película del Círculo de Escritores Cinematográficos.

    Sinopsis

    La situación política en un país latinoamericano es confusa y grave, pues una gran parte de su población y de sus partidos políticos requieren el regreso de un importante personaje exiliado. El húngaro Pal Kovac (Darren McGavin), que vive en dicho país, camionero de profesión, consigue independizarse, adquiriendo un camión a medias con un joven socio. Una huelga en el sector del transporte les impide llevar una carga a su destino y, al pretender burlar el cerco, el vehículo es incendiado muriendo el socio de Pal. Eso significa la ruina total para Kovac, pero algo insólito le sucede: un detective privado, Héctor (Burgess Meredith), le ofrece una importante suma de dinero si se presta a servir de cebo protagonizando una serie de pruebas que comprometan a Susana (Stephane Audran), amante de un magnate cervecero. Susana cae en la trampa, pero la situación se complica al aparecer asesinado el magnate, y un cúmulo de pistas apuntan a Kovac… En realidad, todo ha sido un montaje para obligarle a que mate a un hombre, a B

    Comentario

    José Luis Borau firma su película de reparto más internacional, un thriller cosmopolita y ambiguo, que propone una parábola simbólica de considerable nitidez acerca de la hipocresía del poder, de la inexistencia de un lugar puro en el que pueda el sentimiento también más puro, sobre un camionero al que, en un determinado país suramericano, se tiende una trampa para que cometa un crimen político: Darren McGavin, Stephane Audran, Patricia Neal o Burgess Meredith conforman el espléndido elenco de un filme escrito por Borau junto al también cineasta Antonio Drove, que había sido su alumno en la Escuela Oficial de Cinemetografía