HARRY EL SUCIO

    37
    Titulo original: Dirty Harry
    Año: 1971
    País: EE.UU.
    Duración: 102 min.
    Dirección: Donald Siegel
    Guión: Harry Julian Fink, Dean Riesner y Rita M. Fink.
    Música: Lalo Schifrin.

    Intérpretes

    Clint Eastwood, Harry Guardino, Reni Santoni, John Vernon, Andrew Robinson, John Larch, John Mitchum, Mae Mercer, Lyn Edgington, Ruth Kobart, Woodrow Parfrey, Josef Sommer, William Paterson, James Nolan, Maurice Argent, Jo De Winter, Craig Kelly, Ann Bowen, George Burrafato, Joy Carlin, Bill Couch, Jana D’Amico, Tony Dario y Diane Darnell.

    Sinopsis

    Harry Callahan (Clint Eastwood) es un duro policía que se ha criado en las calles de San Francisco, al que sus compañeros llaman Harry el sucio por sus particulares métodos de luchar contra el crimen y porque siempre se encarga de los trabajos menos deseados. Viudo (su mujer murió atropellada por un borracho), detesta tanto a la red criminal que pulula por San Francisco como a la policía corrupta y a toda la maquinaria político/judicial que termina por entorpecer su trabajo. Pero nada odia más que quienes utilizan demasiado ketchup en sus hotdogs. Así es Harry. expeditivo, frío y sin el menor sentido romántico del héroe clásico. Su mejor compañera es la Magnun 44 que lo acompaña siempre. Un francotirador que se hace llamar a sí mismo Scorpio (Andrew Robinson) ha asesinado a dos personas brutalmente y mantiene a la ciudad atemorizada con sus repetidos crímenes, ejecutados con un rifle de largo alcance bajo la amenaza de volver a causar el terror con otros crímenes. Harry debe detenerlo, cueste lo que cueste, sin importar los métodos que utilice, sólo los resultados.

    Comentario

    Un policía famoso por sus métodos expeditivos intenta detener a un psicópata que aterroriza San Francisco. Cuando lo consigue, un juez lo pone en libertad por la violencia empleada en su captura. La cruzada del inspector Harry anda-alégrame-el-día Callahan, apodado el sucio, contra el asesino psicópata interpretado por el hijo de Edward G. Robinson, Andy Robinson, no es un elemento novedoso en la pantalla del televisor, pero al menos conserva cierta garra visual y narrativa debida sobre todo a su director, el siempre eficaz y satisfactorio Don Siegel, y a su protagonista, un Eastwood que consiguió participar en la película después de que la rechazara John Wayne y empezó a demostrar que era una estrella. La película conocería varias secuelas con este mismo actor y personaje. Harry el sucio fue el feliz resultado de combinar el estilo fuerte y vigoroso del director Donald Siegel y la extrapolación a un marco urbano de los personajes interpretados por Clint Eastwood en los spaghetti- western.