HARRY DEDOS LARGOS

    13
    Titulo original: Harry in your pocket
    Año: 1973
    País: EE.UU.
    Duración: 99 min.
    Dirección: Bruce Geller
    Guión: James Buchanan y Ron Austin.
    Música: Lalo Schifrin. Tema musical: Day by day by day, interpretado por Josh Adams.

    Intérpretes

    James Coburn, Michael Sarrazin, Trish Van Devere, Walter Pidgeon, Michael C. Gwynne, Tony Giorgio, Michael Stearns, Susan Mullen, Duane Bennett, Stanley Bolt, Barry Grimshaw, Wesley Uhlman, Robert Antrim, Dorothy Antrim, Jack Mitchell, Robert Peace, Mike Reynolds, Cathy Wright, Harry Klekas, Coleman Creel, Judith Olauson y Joe Sawyers.

    Sinopsis

    Harry (James Coburn), un hombre bien parecido a quién se podría tomar por un ejecutivo, y Casey (Walter Pidgen), un individuo afable, elegante y apuesto, llegan desde distintas procedencias al aeropuerto de Seattle. Se reúnen y continúan, a través del bullicio de la terminal, donde Casey no pierde ocasión de practicar su actividad preferida, robarles la cartera a viajeros despistados. Harry desaprueba lo que hace ya que considera que no es ni el momento ni el lugar. Ambos abandonan el aeropuerto. Ray Houlihan (Michael Sarrazin) es un joven ratero, inexperto, de dedos agarrotados, que está en la estación de ferrocarril en busca de algún trabajo. Localiza a una atractiva muchacha, Sandy Colletto (Trish Van Devere), y trata de quitarle el reloj, sin ningún éxito, ya que ella se da cuenta y se revuelve violenta. Rápidamente saca la conclusión de que se trata de un neófito en el negocio y en el proceso de recuperar su reloj, irónicamente su equipaje es robado por otra persona. Ray asegura a Sandy que le resarcirá por la pérdida de su maleta. Ray trata de empeñar algo de su botín, pero no consigue mucho, aunque el comprador le encamina hacia unos profesionales que buscan un aprendiz. Ray y Sandy buscan a Harry y Casey, que están alojados en un hotel de lujo y viajan a lo grande, como es su norma. Sin impresionarse por Ray, aceptan tomar a Sandy como cebo, pero ella rehúsa a menos que incluyan también a Ray, a lo que acaban accediendo. Los sofisticados profesionales que toman a Ray bajo su supervisión le enseñan la regla básica de la casa: Nunca quedarse con el botín, sino pasarlo rápidamente a un cómplice. Por fin salen a trabajar: Casey indica la presunta pieza, Sandy tropezando con la gente para distraerla, Harry robando la bolsa y pasándola a Ray. Todo funciona a la perfección. Un día Harry lleva a Sandy, por la que cada vez muestra más interés, ante el silencio de Ray, a su habitación del hotel. Allí son recibidos por dos detectives de la policía que están siguiendo a Harry, y que les conminan a que abandonen Seat

    Comentario

    Un cruce de drama, policiaco, comedia e historia sentimental de brillante reparto, buena descripción de personajes y perfecta dirección de actores. Se trata de una historia en torno a una modesta organización de carteristas, con dos veteranos profesionales y dos jóvenes y románticos aprendices. Es el único largometraje que dirigió Bruce Geller, que tiene otros trabajos como realizador y sobre todo productor de series de televisión, siendo el creador de Mannix y Misión imposible.