HANNIBAL

    10
    Titulo original: Hannibal
    Año: 2001
    País: EE.UU.
    Duración: 131 min.
    Dirección: Ridley Scott.
    Guión: Steven Zaillian y David Mamet, sobre la novela de Thomas Harris
    Música: Hans Zimmer. Temas musicales: Aria Da Capo (Goldberg Variation nº 25), de Johann Sebastian Bach, interpretado por Glenn Gould, An der schönen, blauen Donau, de Johann Strauß, interpretado por la Filarmónica Ciudad de Praga, Vide Cor Meum, interpretado por Danielle de Niese and Bruno Lazzaretti, Gourmet Valse Tartare, interpretado por The Lyndhurst Orchestra, Gun Play, interpretado por Clay Duncan y James O'Leary y That’s Enterteinment.

    Intérpretes

    Anthony Hopkins, Julianne Moore, Giancarlo Giannini, Gary Oldman, Ray Liotta, Spike Jonze, Francesca Neri, Frankie R. Faison, Zeljko Ivanek, Hazelle Goodman, David Andrews, Francis Guinan, James Opher, Enrico Lo Verso, Ivano Marescotti, Fabrizio Gifuni, Alex Corrado, Marco Greco, Robert Rietty, Terry Serpico, Boyd Kestner, Peter Shaw, Kent Linville y Don McManus.

    Sinopsis

    Han pasado diez años desde que el doctor Hannibal Lecter (Anthony Hopkins) escapó del hospital de máxima seguridad en el que se hallaba recluido tras ser entrevistado por la joven agente del FBI Clarice Starling (Julianne Moore). Ahora vive tranquilamente en Florencia, bajo la identidad secreta de un aspirante a director de un museo de arte. Y Starling no ha podido olvidar sus encuentros con el doctor Lecter: su fría voz sigue resonando en sus sueños. Mason Verger (Gary Oldman) también recuerda a Lecter: fue su sexta víctima y, pese a quedar horriblemente desfigurado, logró sobrevivir. Tras heredar una fortuna familiar, Verger la emplea en planear su venganza. Pronto se da cuenta de que para sacar a Lecter de su escondrijo debe ponerle delante un cebo irresistible para él, Clarice Starling.

    Comentario

    Hannibal Lecter, el asesino más inquietante, ambiguo, inteligente y mordaz que ha dado la historia del cine, vuelve encarnado de nuevo por el versátil Anthony Hopkins, que consiguió uno de los cuatro Oscar de El silencio de los corderos por su interpretación en la primera entrega, y que desde entonces está inevitablemente vinculado al nombre del famoso psicópata. Su personaje instauró en el imaginario popular la figura del asesino refinado, culto, educado y cruel que ha inspirado filmes posteriores. Se trata de la primera secuela de El silencio de los corderos (hay una segunda, que en realidad es una precuela titulada El dragón rojo), que dirige Ridley Scott (Blade Runner, Alien, el octavo pasajero, Gladiator), quién se mueve aquí por el psicothriller de terror clásico al que añade un estilo preciosista con toques de melodrama romántico y de cuento gótico, lleno además de humor negro y barroquismo. Para poder realizar esta secuela hubo que esperar a que Thomas Harris, el autor de la novela en que se basó El silencio de los corderos, acabase de escribir esta continuación. Ante la negativa de Jodie Foster para volver a interpretar a la agente Clarice Starling, al personaje le da vida aquí Julianne Moore, con un resultado igualmente espléndido.