HABEMUS PAPAM

    Titulo original: Habemus Papam
    Año: 2011
    País: Italia - Francia
    Duración: 102 min.
    Dirección: Nanni Moretti
    Guión: Nanni Moretti, Francesco Piccolo y Federica Pontremoli.
    Música: Franco Poersanti

    Intérpretes

    Michel Piccoli, Jerzy Stuhr, Renato Scarpa, Franco Graziosi. Camillo Milli. Roberto Nobile. Ulrich von Dobschütz. Gianluca Gobbi, Nanni Moretti, Margherita Buy, Camilla Ridolfi, Leonardo Della Bianca, Dario Cantarelli, Manuela Mandracchia, Rossana Mortara, Teco Celio, Roberto De Francesco, Chiara Causa, Mario Santilla, Tony Laudadio, Enrico Ianniello, Cecilia Dazzi, Lucia Mascino, Massimo Verdastro, Giulia Giordano, Francesco Brandi, Giovanni Ludeno, Salvatore Miscio, Salvatore Dell`Aquila, John Peter Boom, Erik Merino, Kevin Murria, Harold Bradley, Jalle Bruinsma, Alfredo Cairo, Leonardo Magdalena, Mauro Casanica, Somasiry Jayamanne, Piero Delfino Pesce, Maurizio Mannoni, Riccardo Sinibaldi y Massimo Dobrovic.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial en Competición del Festival Internacional de Cine de Cannes Seleccionada como película de apertura de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci)

    Sinopsis

    Tras la muerte del Papa se reúne en el Vaticano el cónclave integrado por los cardenales de todo el mundo, para elegir un nuevo pontífice. Tras varias votaciones, ninguno de los cardenales favoritos sale elegido. Durante las votaciones, todos los cardenales rezan en silencio para no ser elegidos. Por fin se elige a un anciano cardenal, Melville (Michel Piccoli), que no estaba en ninguna lista y que no desea ser Papa. Aunque acepta el cargo, el recién elegido Papa sufre un ataque de pánico justo antes de aparecer en el balcón de San Pedro en el Vaticano para saludar a los fieles, que han esperado pacientemente la decisión del cónclave y sale corriendo ¿angustia? ¿depresión? ¿miedo a no estar a la altura? Los fieles están desconcertados. Los cardenales están enclaustrados y no pueden abandonar el Vaticano hasta que el Pontífice no aparezca en el balcón y bendiga a los desconcertados fieles. Sus consejeros, incapaces de convencerle de que es el hombre adecuado para el trabajo, buscan primero la consulta de un médico y después la ayuda de un famoso psicoanalista ateo (Nanni Moretti), que comienza a charlar con el pontífice con todo el Sacro Colegio Cardenalicio presente. Pero para el cardenal Melville como nuevo Papa, el miedo a la responsabilidad que ha recaído sobre él es algo a lo que debe enfrentarse solo. Mientras tanto, el resto de cardenales, aburridos y expectantes y sin poder abandonar el Vaticano hasta que el nuevo Papa sea investido, juegan a las cartas o hacen ejercicios montados en bicicletas en espera de acontecimientos. Pero el cardenal Melville, vestido de paisano, se fuga del Vaticano y comienza a recorrer las calles de Roma. Mientras, el psicoanalista, que también es un hombre atrapado en una difícil encrucijada y al que tampoco se le permite abandonar el Vaticano, organiza un partido de voleibol con los cardenales.

    Comentario

    Nanni Moretti (“Querido diario”, “La habitación del hijo”) muestra a un Papa aterrorizado y a unos cardenales, que casi como niños, se divierten con el juego de pelota, con Michel Piccoli como Sumo Pontífice, que hace una matizada y muy contenida interpretación. La película es la mirada a un pontífice muy humano, despojado de cualquier atisbo de divinidad, que se centra en los pequeños detalles y en unos cardenales que se comportan como los niños de un colegio. Una película más irónica que divertida, con chispazos de genialidad, pero por debajo de otros títulos de Nanni Moretti, que desarrolla una idea muy interesante, pero en la que el personaje del psicoanalista no acaba de despegar.