GUARDIAS Y LADRONES

    Titulo original: Guardie e ladri
    Año: 1951
    País: Italia
    Duración: 109 min.
    Dirección: Mario Monicelli
    Guión: Steno y Piero Tellini, con diálogos de Vitaliano Brancati, Aldo Fabrizi, Ennio Flaiano, Ruggero Maccari y Mario Monicelli
    Música: Alessandro Cicognini

    Intérpretes

    Totò, Aldo Fabrizi, Aldo Alimonti, Ernesto Almirante, Riccardo Antolini, Giulio Calì, Alida Cappellini, Pietro Carloni, Mario Castellani, Rocco D'Assunta, Carlo Delle Piane, Aldo Giuffrè, Armando Guarnieri, Ettore Jannetti, Gino Leurini, Paolo Modugno, Ave Ninchi, Pina Piovani, Rossana Podestà, Gino Scotti y William Tubbs

    Premios

    Premio al Mejor Guión en el Festival de Cine de Cannes

    Sinopsis

    Ferdinando Esposito (Totó), un ladrón, más por necesidad que por vocación, estafa a un norteamericano, siendo reconocido por éste durante una distribución de paquetes regalo. Huye pero es perseguido y atrapado por el brigada Bottoni (Aldo Fabrizi), un carabinero, que desde ese día se convertirá en su responsable legal. Lo acosa constantemente, ya que si no lo hace se arriesga a ser expulsado del cuerpo, ya que le han dado un plazo de tres meses para arrestarlo. Gracias a sus respectivos hijos, que se enamoran, no les queda más remedio que establecer algún tipo de relación entre ellos y, tras las inevitables discusiones, acaban fraternizando. El ladrón acabará ser arrestado y el carabinero, por agradecimiento, le ocultará la verdad a sus familiares.

    Comentario

    Una de las películas que sembraron las bases de lo que sería la comedia italiana de los años 50 y 60, que firma Mario Monicelli (“Rufufú”) con Totó y Aldo Fabrizi como grandes protagonistas. El propio Fabrizi colaboró en la construcción de los diálogos del filme.