GRITOS EN LA NOCHE (1961)

    46
    Titulo original: Gritos en la noche
    Año: 1961
    País: España - Francia
    Duración: 90 min.
    Dirección: Jesús Franco
    Guión: Jesús Franco
    Música: José Pagán y Antonio Ramírez Ángel

    Intérpretes

    Conrado San Martín, Diana Lorys, Howard Vernon, Perla Cristal, María Silva, Ricardo Valle, Mara Laso, Venancio Muro, Félix Dafauce, Faustino Cornejo, Manuel Vázquez, Juan Antonio Riquelme, Fernando Montes, Elena María Tejeiro, Javier de Rivera, Ángel Calero, Fernando Sala, Laly Vicent, José Carlos Arévalo, Rafael Ibáñez, Carmen Porcel, Rafael Hernández, Marisa Paredes, Juan García Tiendra, Pilar Gómez Ferrer, Mercedes Manero, Amy Márquez, María de la Riva, María del Carmen Ruiz y Jesús Franco.

    Sinopsis

    A principios del siglo XX, en la ciudad francesa de Hartog, al inspector Edgar Tanner (Conrado San Martín), le encargan que investigue el caso de una serie de mujeres jóvenes desaparecidas tras ser secuestradas en clubs nocturnos o cabarets y de las que no se vuelve a saber de ellas. El inspector Tanner, con la ayuda de su amante, la bailarina de la ópera Wanda Bronski (Diana Lorys), a quien se le ocurre hacer de cebo, descubriendo que el culpàble es el doctor Orloff (Howard Vernon), antiguo médico de un presidio, que intenta reconstruir el accidentado rostro de su hija Melissa (Diana Lorys), desfigurada en un accidente, con la piel de mujeres jóvenes, a las que asesina con la complicidad de un criado ciego, Morpho Lauftner (Ricardo Valle). El hallazgo de una de las víctomas pone al inspector Tanner sobre su pista, pero tendrá que trabajar duro para conseguir algunas pistas o alguna descripción que le conduzca al asesino, pero poco a poco se irá acercando al mismo.

    Comentario

    Un thriller de terror de Jesús Franco (que firma la película como Jess Frank). El cineasta inició aqui la saga del Dr. Orlof, una especie de pseudo-Mabuse en cuyas perversas acciones, Franco se fusiló a sí mismo y plagió todo lo que pudo y que tuvo sus secuelas en "El secreto del dolor Orloff" (1964), "Los ojos siniestros del doctor Orloff" (1973) y "El siniestro doctor Orloff" (1982). Narrativamente la película es floja y adolece de todas las limitaciones habituales de este director añadiéndose una total falta de medios que utiliza en Madrid de los Austrias como si fuese el París de principios del siglo XX.