GOYA EN BURDEOS (1999)

    23

    A los 82 años y exiliado en la localidad francesa de Burdeos junto a Leocadia Zorilla de Weiss (Eulalia Ramón), la última de sus amantes, Francisco de Goya y Lucientes (Paco Rabal) reconstruye para su hija Rosario (Dafne Fernández) los acontecimientos que marcaron su vida. Ésta se ha visto marcada por convulsiones políticas, pasiones emponzoñadas y el éxtasis de la fama. El pintor recuerda al Goya joven (José Coronado) que lucha por subir los resbaladizos peldaños de la Corte del rey Carlos IV, donde vive, y por el reconocimiento y la fortuna. Todo ello en medio de las intrigas de palacio y el juego de la seducción y mentira. También recuerda a su único y verdadero amor, la duquesa de Alba (Maribel Verdú), una mujer que redibujó su vida y la historia de su tiempo, y cuya existencia queda truncada por el veneno de las conspiraciones. Poco a poco se van desentrañando las claves de un artista genial que, sin embargo, nunca dejó de lado una sincera preocupación por su país y por su pueblo castigado por el absolutismo y humillado por las tropas del Ejército invasor del emperador Napoleón Bonaparte.