GOLPE DE EFECTO (2012)

    8
    Titulo original: Trouble with the Curve
    Año: 2012
    País: EE.UU.
    Duración: 111 min.
    Dirección: Robert Lorenz
    Guión: Randy Brown
    Música: Marco Beltrami

    Intérpretes

    Clint Eastwood, Chelcie Ross, Raymond Anthony Thomas, Ed Lauter, Amy Adams, Clifton Guterman, Carla Fisher, George Wyner, Bob Gunton, Jack Gilpin, Matthew Lillard, Robert Patrick, John Goodman, Nathan Wright, Scott Eastwood, Matt Bush, Justin Timberlake, Sam Collins, Chandler George Brown, Louis Fox, Ricky Muse, Tom Dreesen, Don Young, Leon Lamar, Julia Walters, Peter Hermann, Dane Davenport, Eric Mendenhall, James Patrick Freetly, Norma Alvarez, Tyler Silva, Jay Galloway, Melissa Lorenz, Jack Lorenz, Rory Lorenz, Dave Cohen, Joe Massingill, Seth Meriwether, Kenny Alfonso, Josh Warren, Clayton Landey, Matt Brady, Bart Hansard, Ryan Patrick Williams, Xavier Floyd, Rus Blackwell, Brian F. Durkin, Darren Le Gallo, Sammy Blue, Patricia French, Jackie Prucha, Rhubarb Jones, Scott Estep, Tom Nowicki, Jason Gondek, Bud Selig, Mark Thomason, Cara Mantella, Lisa M. Barfield, Karen Ceesay, Hunter Clowdus, Christopher Cozort, Rob Crowe, Derek Ryan Duke, Anthony B. Harris, Kevin Harrison, Greg Hendrix, Walter Hendrix, Lauren Henneberg, Cal Johnson, Ken Melde, Thad Morris, Michele Nichols, Braeden Orr, Wayne Packer, Courtney Patterson, Keith Ratchek, Keith Ratchek, Joel Rogers, Valeri Rogers, Harley Shellhammer, Natalie Shepherd, Erik Thirsk, Corey A. Thrush, Bob Wannamaker, Millie Wannamaker, Elizabeth Warren, Lou Wegner, Danny Williams, Terry Wilson, David Alexander, Jennifer Baskette-Ridings, Christian Higgins, Mary Ellen Itson, Dennis Layden, Joe Warshaw, Christina Michelle Williams y Jacqueline Marie Zwick

    Sinopsis

    Gus Lobel (Clint Eastwood) es un ojeador de béisbol maduro y con una salud demasiado frágil, de un importante equipo llamado los Atlanta Braves, que trabaja a la antigua usanza, ignorando cualquier avance técnico en este deporte. Viudo y solo, comienza un nuevo viaje para encontrar a un joven jugador con talento. Es enviado por su jefe y amigo Pete (John Goodman) a una pequeña localidad de carolina del Norte donde se asegura que un joven jugador llamado Bo Gentry (Joe Masingill) puede ser un buen fichaje. En el lugar, Gus se encuentra con un novato en su profesión que años atrás fue jugador, Johnny (Justin Timberlake). En el viaje Gus está acompañado por su hija Mickey (Amy Adams), muy preocupada por la salud de su padre, que ha dejado su trabajo en una oficina donde ha recibido una ansiada promoción, para reunirse con él. Mickey intentará resolver los problemas que les separaron en el pasado a la vez que Johnny ve en ella a la mujer de sus sueños.

    Comentario

    A estas alturas, está visto que Clint Eastwood borda el papel de viejo cascarrabias. Para él este acertado disfraz de “vaquero deteriorado y senil buscando su sitio” se ha convertido en una especie de uniforme que se viene enfundando en numerosas ocasiones y, para qué nos vamos a engañar, le queda como un guante, así que a explotarlo; de manera que tampoco es de esperar que el trabajo por encarnar ahora a Gus, el ojeador de baseball medio cegato y con ganas de pelea, le haya supuesto un esfuerzo especial. Seguro que no. Es un traje pensado, cortado y hecho a su medida. La cosa va, más que de carril, de carrilón. Pero sigue estando de lo más eficaz. Y eso en esta mediocre “Golpe de efecto” lo es todo. O casi todo, ya que Amy Adams también aporta su granito. Y ahí se acabó el mérito. Lo demás, entre el principio y el fin, la previsible historia de la hija cuesta arriba y el padre cuesta abajo se despliega como un diorama barato, una sucesión de tópicos, cuando no momentos blandos, engañosos y hasta absurdos (el del cementerio, por ejemplo, y no digamos, el que explica el alejamiento entre ellos dos) momentos, en definitiva, que acaban desbaratando el nada ambicioso resultado. Si le buscamos las vueltas, pues también hay que aceptarle algunos diálogos logrados, golpes buenos, como el del baño, al principio; o respuestas agudas como “lo de vivir cómodamente está sobrevalorado”. Total: sirve para pasar el rato, que ya es algo.