GENTE CON CLASE

    52
    Titulo original: Relative Values
    Año: 2000
    País: Gran Bretaña
    Duración: 87 min.
    Dirección: Eric Styles
    Guión: Paul Rattigan, Michael Walker. Basado en la novela de Noel Coward.
    Música: John Debney.

    Intérpretes

    Julie Andrews, Edward Atterton, William Baldwin, Colin Firth, Stephen Fry, Sophie Thompson, Jeanne Tripplehorn, Stephanie Beacham, Gaye Brown, Anwen Carlisle, Kathryn Dimery, Charles Edwards, Michael Higgs, John hinnigan, Patrick Marley, Richard Nichols, David Schaal, Lynn Seymour, Katy Stephens, Lauren Stocks, Aaron Zorzo, Michael Culkin.

    Sinopsis

    Sur de Francia, 1954. Nigel (Edward Atterton), Conde de Marshwood y su prometida la hermosa estrella de Hollywood Miranda Frayle (Jeanne Tripplehorn) son sumamente felices a pesar de la consternación que el anuncio de su próxima boda ha causado tanto a la madre de Nigel, Felicity (Julie Andrews), Condesa de Marshwood como a Don Lucas (William Baldwin), uno de los actores más atractivos de Hollywood y ex novio de Miranda. Ante la inminente llegada de la feliz pareja, la doncella personal y confidente de Felicity, anuncia inesperadamente su decisión de abandonar Marshwood alegando motivos confusos y extravagantes. Pero, la verdadera sorpresa resulta ser la causa de la dimisión de Moxie (Sophie Thompson) y su secreto mejor guardado hasta entonces: Miranda es su hermana, la cual se escapó a Hollywood hace veinte años para triunfar. Tras la conmoción inicial por la noticia, pero firmemente decidida a no perder a su mejor doncella, Felicity, con ayuda de su sobrino Peter (Colin Firth) y Crestwell (Stepnen Fry) el mayordomo, decide poner en práctica un ingenioso plan para que las cosas salgan a su manera.

    Comentario

    Esta deliciosa comedia, un vodevil de época donde los personajes no son lo que parecen (y que recuerda en cierto modo a las comedias de nuestro Siglo de Oro), está basada en una obra homónima de Noel Coward. "Gente con clase" es el segundo largometraje del director Eric Styles ("El sueño de Joseph Lees") que actualiza adecuadamente, y que supuso el regreso a la gran pantalla de Julie Andrews, la protagonista de "Sonrisas y lágrimas" y "Mary Poppins", alejada del cine desde que una desgraciada operación médica le dañó las cuerdas vocales. A base de unos deliciosos diálogos y una puesta en escena elegante y concisa, muestra como, entre la aristocracia británica de los años 50, una condesa se empeña en agasajar y hacer inolvidable el romance de una feliz pareja. La película narra con ironía el rechazo de la más rancia aristocracia inglesa hacia los americanos y es una crítica mordaz a los prejuicios por razón de clase social.