FUNNY BABY

    209
    Titulo original: Funny About Love
    Año: 1990
    País: EE.UU.
    Duración: 97 min.
    Dirección: Leonard Nimoy.
    Guión: David Frankel y Jordan Kerner basado en un artículo de Bob Greene.
    Música: Miles Goodman. Temas musicales: Performances de armónica, por Toots Thielemans, Guitar Performances of Instrumental Score, por Oscar Castro-Neves, Live With Regis and Kathie Lee, por Michael Karp, Great Balls of Fire, por Jack Hammer y Otis Blackwell, You Must Have Been a Beautiful Baby, por Johnny Mercer y Harry Warren, Booze Creuisin, por Gary Plotkin, Tequila, por Chuck Rio, Shop Around, por William Robinson y Berry Gordy, Isn’t It Romantic, por Richard Rodgers Y Lorenz Hart, Making the Grade, por Tom Scott, De Miei Bollenti Spiriti, de La Traviata, de Giuseppe Verdi, O Sole Mio, de Edoardo Di Capua, Giovanni Capurro y Alfredo Mazzucchi, Out of Nowhere, de Edward Heyman y Johnny Green, y I Remember You, de Johnny Mercer y Victor Schertzinger.

    Intérpretes

    Gene Wilder, Christine Lahti, Mary Stuart Masterson, Robert Prosky, Stephen Tobolowsky, Anne Jackson, Susan Ruttan, Jean De Baer, David Margulies, Tara Shannon, Freda Foh Shen, Wendie Malick, Robert Hy Gorman, Scott Groff, Ramy Zada, Lorenzo Caccialanza y Paul Collins.

    Sinopsis

    Cuando Duffy Bergman (Gene Wilder), un famosísimo caricaturista, firma su más reciente libro en unos grandes almacenes, pide un café capucino. Su sabor le parece repugnante, por lo que decide ir a protestar por tamaño sacrilegio. La responsable del café es la atractiva Meg Lloyd (Christine Lathi). Del encuentro no tarda en surgir el amor y pronto se celebra la boda. Todo parece funcionar de maravilla para la pareja… hasta que Meg se obsesiona por tener un hijo. Aunque no muy convencido, Duffy intenta continuamente que su mujer se quede embarazada, pero todos sus intentos resultan fallidos logrando que Meg se centre en su trabajo y se olvide del bebé. Pero las cosas cambian y pronto es Duffy el que desea tener un hijo, cosa que Meg, en pleno éxito profesional, no se puede permitir. Meg no quiere ni oír hablar del tema, una cosa lleva a la otra, y la pareja se divorcia. Durante una conferencia, Duffy conoce a la ardiente, liberada y guapa Daphne (Mary Stuart Masterson). Aunque sigue enamorado de Meg, Duffy encuentra que su relación con Daphne le ofrece un mundo insólito, lleno de situaciones increíbles y divertidas que desembocarán en un sorprendente final.

    Comentario

    Como ya demostró en Tres hombres y un bebé, Leonard Nimoy, el inolvidable actor de Mr. Spoock de las primeras entregas de Star Trek, Leonard Nimoy es también un director de buen pulso para la comedia. Aquí se pone al servicio de Gene Wilder, cómico que llenó las décadas de los años 70 y los años 80 de Hollywood para, entre los dos, hacer una divertida y muy original comedia sobre la ironía del amor.