FUGA DE CEREBROS 2. AHORA EN HARVARD

    Titulo original: Fuga de cerebros 2. Ahora en Harvard
    Año: 2011
    País: España
    Duración: 90 min.
    Dirección: Carlos Therón
    Guión: Álex Pina y Curro Velásquez
    Música: Manel Santisteban

    Intérpretes

    Adrián Lastra, Paula Prendes, Patricia Montero, Alberto Amarilla, Canco Rodríguez, Gorka Lasaosa, Mariano Peña, El Langui, David Hasselhoff, Loles León, Hannah New, Paco Tous, Mariano Peña, Antonio Dechent, Hannah kumasi, Marianne Choquet, Pablo Penedo, Sebastian Sundback, Patricia Drovna, Javier Mora y Rocco Salata.

    Sinopsis

    Alfonso (Adrián Lastra), el hermano pequeño de Emilio Carbajosa, sangre de la sangre de aquel, persigue a Sara (Paula Prendes), la chica de su vida, con la que trabaja en las cajas del Carrefour hasta Harvard, decidido a conquistarla al amparo de los mismos amigos y descabellados planes que su hermano utilizara en Oxford. Todos van a la facultad de veterinaria: El ciego Chulé (Alberto Amarilla), pescadero del supermercado, será uno de los profesores porque en el fondo es quién mejor sabe como se “disecciona” un pescado, sobre todo el rodaballo cortado en rodajas, y su compañero, el gitano que va de feria en feria será el profesor de español. Está también El Ruedas (Gorka Lasaosa), el paralítico en silla de ruedas o Corneto (Pablo Penedo). Se alojarán juntos en la Hermandad Latina del campus y todo parece ir bien: Alfonso comienza a salir con la chica de sus sueños… para descubrir que no es como pensaba. Y a la vez, Marta (Patricia Montero), aquel amor infantil que nunca ha podido olvidar reaparece en su vida: también estudie veterinaria en Harvard y es la compañera de cuarto de su enamorada, que no le ha olvidado pese al paso del tiempo.

    Comentario

    Primera secuela de “Fuga de cerebros” en la que parte del grupo de gamberros descerebrados de la anterior, vuelven a hacer acto de presencia, cambiando Oxford por Havard, para repetir la jugada de entonces, pero aquí con el hermano del anterior protagonista. Dirige el debutante Carlos Therón, mientras que aquí el director de la anterior entrega, Fernando González, es ahora el productor del filme. En él, el gamberrismo con una decidida vocación por hacer reír, convive con la épica del amor y las altas pasiones para desarrollar las aventuras de un grupo de perdedores, con planes peregrinos y descabellados, y con el único objetivo de hacer la vida fácil al compañero, donde no hay problema en cruzar el charco, hacerse pasar por drogadicto o eminencia de la ciencia veterinaria, o poner inyecciones letales a perros rabiosos.