FU MANCHÚ Y EL BESO DE LA MUERTE

    98
    Titulo original: Fu Manchú y el beso de la muerte
    Año: 1968
    País: España - Alemania - EE.UU.
    Duración: 88 min.
    Dirección: Jesús Franco.
    Guión: Manfred Köhler, Jesús Franco, badsado en una historia de Peter Welbeck.
    Música: Gert Wilen.

    Intérpretes

    Christopher Lee, Götz George, Ricardo Palacios, Richard Greene, María Rohm, Howard Marion Crawford, Tsai Chin, Loni von Friedl, Shirley Eaton, Marcelo Arroita-Jáuregui, Isaura de Oliveira, Frances Khan y Vicente Roca.

    Sinopsis

    Fu Manchú (Christopher Lee), en sus deseos de dominar el mundo, ha establecido su cuartel general en las ruinas de una antiquísima ciudad sepultada en las selvas del Brasil. Allí ha descubierto el secreto de la plaga verde. Es un activisimo veneno inocuo para las mujeres, pero al ser inoculado en ellas, las convierte en elemento mortífero. Cada beso equivale a la muerte de un hombre, al cual transmiten la extraña enfermedad. Nayland Smith (Richard Greene), comisario de Scotland Yard, es el primero que recibe el beso de la muerte. Su agente Karl Jansen (Götz George) ya se encuentra en Sudamérica sobre la pista de Fu Manchú. Nayland Smith, al ser atacado del mal, decide también ir con el Dr. Petrie (Howard Marion-Crawford) a aquel continente. Mientras, Fu Manchú ha conseguido la ayuda del bandido Sancho López (Ricardo Palacios) para capturar a Karl y a Ursula Wagner (Maria Rohm), enfermera y amiga de éste. Sancho López consigue capturar a Ursula y al Dr. Petrie, y más tarde es, a su vez, arrojado a las mazmorras, pero consiguen escapar en unión de una de las muchachas mensajeras de la muerte. Por ésta descubren el antídoto del veneno y llegan a tiempo de salvar a Nayland Smith. Una tremenda explosión hace desaparecer la ciudad perdida. Pero a través del humo surge la voz de Fu Manchú: El mundo volverá a saber de mí.

    Comentario

    Una de las dos películas que sobre el famoso personaje del despiadado Fu Manchú creado por Sax Rohmer, realiza el incalificable director hispano Jesús Franco, que aquí se enfrenta por primera vez con un personaje ajeno. La acción tiene lugar entre Río de Janeiro, Alicante y Madrid y cuenta con el protagonismo del británico Christopher Lee, por entonces famoso por sus interpretaciones del Conde Drácula en las producciones de la Hammer.