FAST FOOD NATION

    15
    Titulo original: Fast food nation
    Año: 2006
    País: EE.UU.
    Duración: 116 min.
    Dirección: Richard Linklater
    Guión: Eric Schlosser y Richard Linklater, basado en el libro de Eric Schlosser "Fast Food Nation: The Dark Side of the All-American Meal".
    Música: Friends of Dean Martinez. Temas musicales: "Cabeza de Mojado", interpretado por Friends of Dean Martinez; "Don Loope", interpretado por Nortec Collective; "Moon Woman II", interpretado por Elvis Perkins; "Gasolina", interpretado por Daddy Yankee; "No Matter What Shape (Your Stomach's In)", interpretado por The T-Bones; "Respira", interpretado por La Sinfonia; "Tio", interpretado por Secretary Bird; "Was It You?", interpretado por Spoon; "Papa Continuar-Sussie 4 Mix", interpretado por Sara Valenzuela; "Debonair", interpretado por Robbers on High Street; "Polaris", interpretado por Nortec Collective; "A Place in the Sun", interpretado por Friends of Dean Martinez; y "Somewhere over the Waves", interpretado por Friends of Dean Martinez.

    Intérpretes

    Greg Kinnear, Wilmer Valderrama, Catalina Sandino Moreno, Ana Claudia Talancón, Juan Carlos Serrán, Armando Hernández, Frank Ertl, Michael Conway, Mitch Baker, Ellar Salmon, Dakota Edwards, Dana Wheeler-Nicholson, Luis Guzmán, Bobby Cannavale, Francisco Rosales, Ashley Johnson, Paul Dano, Patricia Arquette, Roger Cudney, Glen Powell, Cherami Leigh, Esai Morales, Yareli Arizmendi, Matt Hensarling, Mileidy Moron Marchant, Kris Kristofferson, Raquel Gavia, Hugo Perez, Bruce Willis, Helen Merino, Erinn Allison, Barbara Chisholm, Larizza Salcido Gameros, Lana Dieterich, John Scott Horton, Ethan Hawke, Aaron Himelstein y Avril Lavigne.

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival Internacional de Cine de Cannes.

    Sinopsis

    Don Henderson (Greg Kinnear), un ejecutivo de marketing de la cadena de restaurantes de comida rápida Mickey’s Fast Food Restaurant, el hogar de la célebre “Big One,” tiene un problema. Se está contaminado la carne picada congelada que conforma la hamburguesa más vendida. Para averiguar cuál es el motivo, se verá obligado a emprender un viaje hacia el lado oscuro de la alimentación norteamericana. Lo que Don descubre, una vez que abandona los confortables confines de la sala de juntas de la compañía, en el sur de California, camino de los mataderos llenos de personal inmigrado, las granjas rebosantes de reses que cebar, y de los locales cortados por el mismo patrón en las áreas comerciales de la América profunda, es una nación de consumidores de fast food que no se han dado cuenta de que son ellos mismos los que están siendo consumidos por una industria aparentemente con un apetito insaciable de carne fresca. A la vez, un grupo de emigrantes mexicanos sin papeles, tras cruzar clandestinamente la frontera, comienzan a trabajar en el matadero que sirve de carne a esta cadena de establecimientos. Y además, están los dependientes de uno de estos establecimientos, niñatos ecologistas que no guardan la menor higiene en las hamburguesas que cocinan. Don Henderson, cuya misión es buscar el rendimiento de la compañía cierra ojos y oídos a todas las irregularidades.

    Comentario

    Una parábola de la sociedad capitalista americana a través del proceso de fabricación de una de las hamburguesas que se despachan en los restaurantes de comida rápida. Basada en un libro de Eric Schlosser, está dirigida por el cineasta independiente Richard Linklater (“A Scanner Darkly”), un vegetariano convencido, que entrecruza diferentes historias en torno a esta comida típicamente americana, en una zona próxima a la frontera entre Estados Unidos y México. Greg Kinnear, Ethan Hawke, Ana Claudia Talancón y Catalina Sandino Moreno encabezan el reparto de esta producción, en la que Bruce Willis, Kris Kristofferson y Patricia Arquette hacen pequeños papeles. Un amplio puzzle que reflexiona en torno a la hamburguesa, símbolo del consumismo estadounidense, que se fabrica a base de explotar emigrantes ilegales, con carne de mataderos de dudosa reputación, que se vende en establecimientos que no sólo no guardan las mínimas reglas de higiene, sino que sus empleados son capaces de escupir sobre una hamburguesa antes de freírla.