ESPARTACO (1960)

    14
    Titulo original: Spartacus
    Año: 1960
    País: EE.UU.
    Duración: 197 min.
    Dirección: Stanley Kubrick
    Guión: Dalton Trumbo, basado en una novela de Howard Fast
    Música: Alex North.

    Intérpretes

    Kirk Douglas, Jean Simmons, Laurence Olivier, Jean Simmons, Charles Laughton, Peter Ustinov, John Gavin, Nina Foch, John Ireland, Herbert Lom, John Dall, Charles McGraw, Joanna Barnes, Harold J. Stone, Woody Strode, Peter Brocco, Paul Lambert, Robert J. Wilke, Nicholas Dennis, John Hoyt, Frederic Worlock, Tony Curtis, Arthur Batanides, Bill Blackburn, Buff Brady, Rudy Bukich, Bob Burns, Paul E. Burns, Joe Canutt, Tap Canutt, Al Carmichael, Chuck Courtney, Dick Crockett, Carol Daniels, Tony Dante, Ted de Corsia, Terence de Marney, Johnny Duncan, Roy Engel, Richard Farnsworth, Charlotte Fletcher, Robert Fuller, Seamon Glass, Joe Gold, Harold Goodwin, Sol Gorss, James Griffith, Brad Harris, Harry Harvey Jr., Joe Haworth, Chuck Hayward, Vinton Hayworth, Manuel Herreros, Hallene Hill, Charles Horvath, Robert F. Hoy, Jil Jarmyn, Valley Keene, Kenner G. Kemp, George Kennedy, Aron Kincaid, Irvin “Zabo” Koszewski, Stubby Kruger, Carey Loftin, Dayton Lummis, Cliff Lyons, Gordon Mitchell, Bob Morgan, Boyd “Red” Morgan, Eddie Parker, Harvey Parry, Regis Parton, Leonard Penn, Gil Perkins, Vic Perrin, Bill Raisch, Chuck Roberson, George Robotham, Autumn Russell, Russell Saunders, Charles Schaeffer, Jim Sears, Tom Steele, Robert Stevenson, Jo Summers, Ken Terrell, Dale Van Sickel, Louise Vincent y Carleton Young.

    Premios

    Premio Oscar al Mejor Actor Secundario (Peter Ustinov), a la Mejor Dirección Artística y Escenografía, a la Mejor Fotografía y al Mejor Vestuario. Nominada al Oscar al Mejor Montaje y a la Mejor Música. Globo de Oro a la Mejor Película Dramática. Nominada al Globo de Oro al Mejor Director, al Mejor Actor Dramático (Laurence Olivier), a los Mejores Actores Secundarios (Woody Strode y Peter Ustinov) y a la Mejor Música Original.
    Premio BAFTA de la Academia de Cine Británico a la Mejor Película.

    Sinopsis

    En una cantera en Libia, Espartaco (Kirk Douglas), esclavo de Tracia, acuude en auxilio de un anciano que cae fatigado por su carga. Un soldado romano azota a Espartaco y le ordena que vuelva al trabajo, siendo mordido en el tobillo. Por eso, Espartaco es castigado a morir de hambre. Léntulus Batiatus (Peter Ustinov) un traficante de esclavos y preparador de gladiadores, llega a la cantera buscando nuevos reclutas para su ludus (escuela de gladiadores), comprando a Espartaco y varios mas. Estos son llevados a Capua para ser entrenados por Marcellus (Charles McGraw), quien provoca a Espartaco para que este le de un motivo para acabar con su vida. Mientras vivía y era entrenado como gladiador, Espartaco se enamora de otra esclava, Varinia (Jean Simmons). Un par de combates a muerte en la misma escuela de gladiadores, organizado para satisfacer los caprichos de un grupo de patricios: Marcus Licinius Crassus (Laurence Olivier), Marcus Publius Glabrus (John Dall), Claudia Marius (Joanna Barnes) y Helena Glabrus (Nina Foch), hace pensar a los esclavos sobre su condición y, liderados por Espartaco, desatan una rebelión que con el tiempo llegará a amenazar la misma Roma. Durante este camino, Espartaco vence ejércitos, tiene un hijo y comercia con piratas que lo traicionan. Todo esto vivirá, para terminar crucificado en la Vía Apia.

    Comentario

    Película por la que Kirk Douglas lucho durante varios años creando para su realización su propia compañía productora. La película nació bajo varios autores, todos conflictivos: El autor de la novela Howard Fast, tachado de comunista, el guión de Dalton Trumbo, uno de los 10 de Hollywood, perseguido por la Caza de Brujas, y una dirección que tras un inicial rechazo de David Lean la inició Anthony Mann para ser rápidamente sustituido por Stanley Kubrick, cuando sus discrepancias con Douglas provocaron que el actor productor le despidiera. La historia es una epopeya histórica sobre una rebelión de esclavos en la que Kubrick suavizó los elementos izquierdistas del guión y potenció el espectáculo visual. La película combina las grandes escenas épicas con el más tierno intimismo y con un vibrante y enérgico mensaje a favor de la libertad. Fue la primera vez que Hollywood tocaba el género de aventuras desde una perspectiva adulta. Durante sus años de vigencia, el famoso Código Hays de censura suprimió en una famosa escena entre Laurence Olivier y Tony Curtis, que hubo que doblar de nuevo en su restauración porque se había perdido el sonido original. Peter Ustinov ganó un Oscar como mejor actor secundario por este filme.