ENTRE DOS MARES LI

    81
    Titulo original: Between the devil and the deep blue sea / Li
    Año: 1995
    País: Bélgica – Francia – Gran Bretaña - España
    Duración: 92 min.
    Dirección: Marion Hänsel
    Guión: Marion Hansel y Louis Grospierre, basado en el relato Li de Nikos Kavvadias.
    Música: Wim Mertens.

    Intérpretes

    Stephen Rea, Ling Chu, Adrian Brine, Maka Kotto, Mischa Aznavour, Lo Koon-Lan, Chan Man Chan, Jo Chow, Ching Chong, Lim, Peter Heylen, Manuel Dong Hua, Loy Kei Lee y Jane Birkin (voz en off).

    Sinopsis

    Un viejo y deteriorado carguero, perteneciente a una compañía que acaba de quebrar, llega al puerto de Hong Kong. Sus tripulantes deberán esperar más de una semana para poder cobrar. Uno de los marineros es Nikos (Stephen Rea), el operador de radio, un hombre de pocas palabras, cansado de la vida, introvertido y adicto al opio. También está Li (Ling Chu), una pequeña niña china que vive en un sampán (una de esas viviendas a modo de chabolas desvencijadas y flotantes sobre el agua), en la Bahía de Hong Kong. La cría sobrevive apenas para poder alimentarse limpiando las cubiertas y bodegas de los barcos atracados en el puerto. Entre este marinero maduro, al que ya no le queda ánimo para seguir viviendo, y la niña, despierta e inteligente, surge una simpatía mutua que, pese a la diferencia de edad, pronto se transforma en una amistad. Ninguno de los dos desean ser vencidos por las circunstancias de la vida, y ambos manifiestan también una gran inocencia interior. Los dos juntos recorren la ciudad, se pierden por sus rincones y cada uno de ellos se va enriqueciendo con las enseñanzas del otro.

    Comentario

    La franco belga Marion Hänsel (Las noches bárbaras, Entre el cielo y la tierra), narra una frágil y enternecedora historia de amistad entre un marinero griego y una muchacha china de 10 años en la ciudad de Hong Kong. La historia se basa en una novela de Nikos Kavvadias y muestra la inocencia sin prejuicios ni compromiso alguno simbolizada en el personaje de la niña china. A destacar la excelente banda sonora del músico minimalista Wim Mertens.