EMBAJADORES EN EL INFIERNO (1956)

    33
    Titulo original: Embajadores en el infierno
    Año: 1956
    País: España
    Duración: 103 min.
    Dirección: José María Forqué
    Guión: Torcuato Luca de Tena, basado en su novela homónima
    Música: Salvador Ruiz de Luna.

    Intérpretes

    Antonio Vilar, Rubén Rojo, Luis Peña, Mario Berriatúa, Manuel Dicenta, Miguel Ángel, Mario Morales, Miguel Ángel, Jacinto Martín, Antonio Prieto, José Franco, Ricardo Canales, José Luis Heredia, Pedro Fenollar, Rolf Wanka, Rainer Penkert, Héctor Biancciotti, Ricardo Lucía, Javier Armet, Pedro Beltrán, Félix Acaso, Ángel Aranda, Valeriano Andrés, José Villasante, Aníbal Vela, Luz Márquez, Félix Alonso, Joaquín Bergía, Miguel Ángel Gil, Carlos Juncos, Juan López Ocaña y Desiderio Molán y Victoriano Rodríguez.

    Premios

    Premio del Círculo de Escritores Cinematográfico al Mejor Actor Protagonista (Antonio Vilar)

    Sinopsis

    El 10 de enero de 1943 en el frente de Kolpino, cerca de Leningrado, un grupo de españoles de la División Azul, enviada por Franco para luchar junto a los nazis contra los comunistas de la Unión Soviética, al mando del capitán Ricardo Aldrados (Antonio Villar), es hecho prisionero por las tropas del ejército soviético, y llevados a un campo de concentración. Dado que los jefes, el capitán Aldrasdos, el teniente Luis Durán (Rubén Rojo), el teniente Pedro Rodrigo (Mario Berriatúa) y el teniente Albar (Luis Peña), seniegan a colaborar con los mandos soviéticos, son apartados de sus hombres y conducidos al campo de concentración de Suzdal. Allí el capitán Aldrados, de acuerdo con la Convención de Ginebra, se niega a trabajar para los soviéticos. Sin embargo, el teniente Albar comienza a confraternizar con el enemigo mientras que el resto del grupo es encerrado en celdas de castigo. Como los prisioneros espsñoles reciben un trato diferente a los del resto de países, la mayoría fascistas italianos y nazis alemanes, el capitán Adrados y los suyos organizan una sucesión de protestas que finalizan en una huelga de hambre, y ante un tribunal militar, donde uno de los testigos de la acusación es el capitán Albar, que los condena a trabajos forzados por agitación política. La muerte de Stalin los libera de cumplirla y el capitán Albar recibe la orden de organizar la repatriación de sus compañeros y embarcarlos en el Seminaris, un barco de la Cruz Roja, pero no puede soportar el verlos partir mientras élse queda en la Unión Soviética, y se pega un tiro en el corazón. Tras 11 años de cautiverio, el grupo de soldados de la División Azul es recibido en España con gran alborozo a los acordes del Himno Nacional

    Comentario

    Homenaje de José María Forqué a los soldados de la División Azul, que lucharon en el frente ruso, junto a los nazis, durante la II Guerra Mundial. Basada en una historia de Torcuato Luca de Tena, y realizada en 1956, más de una década después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, el filme pone el acento sobre todo en las maldades y falta de humanidad del comunismo soviético, antes de justificar el porqué aquellos combatientes habían combatido al lado de Hitler. La totalidad de personajes hacen gala de una total falta de humanidad.