ELENA (2011)

    12
    Titulo original: Elena
    Año: 2011
    País: Rusia
    Duración: 109 min.
    Dirección: Andrei Zuyagntsev
    Guión: Oleg Negin
    Música: Philip Glass

    Intérpretes

    Nadezhda Markina, Elena Lyadova, Aleksey Rozin, Andrey Smirnov, Evgenia Konushkina, Igor Ogurtsov, Vasiliy Michkiv y Alexey Maslodudov.

    Premios

    Premio Especial del Jurado de la Sección Un certsin regard del Festival Internacional de Cine de Cannes Nominada a los Premios Europeos del Cine a la Mejor Actriz (Nadezhda Markina)
    Premio a la Mejor Actriz (Nadezhda Markina) en el Festival de Cine Europeo de Sevilla.

    Sinopsis

    Elena (Nadezhda Markina) y Vladimir (Andrey Smirnov) forman una pareja de personas mayores procedentes de medios muy diferentes. Vladimir es un hombre rico y frío. Elena es una mujer modesta y dócil. Se conocieron tarde y cada uno tiene un hijo de un matrimonio anterior. El hijo de Elena está en paro y no consigue mantener a su familia, por lo que siempre pide dinero a su madre. La hija de Vladimir es una chica descuidada que mantiene una relación distante con su padre. Vladimir ingresa en el hospital después de sufrir un infarto. Allí se da cuenta de que puede morir antes de lo que creía. Un breve momento lleno de ternura con su hija le hace tomar una decisión importante: le dejará todo lo que tiene. De vuelta a casa, se lo comunica a Elena, que de pronto ve derrumbarse la esperanza de ayudar económicamente a su hijo. El ama de casa tímida y sumisa decide elaborar un plan para poder ofrecer a su hijo y a sus nietos una auténtica oportunidad en la vida.

    Comentario

    Una historia de supervivencia y de búsqueda de la salvación sin que importe el precio, con forma de drama contemporáneo que intenta poner a prueba al ser humano con las eternas preguntas acerca de la vida y de la muerte. Dirigida por el ruso Andrei Zvianguintsev, es un drama denso, firme y tenso que muestra como una mujer cuidadosa, tierna y femenina, llena de amor y de dulzura, se convierte en una asesina fría y calculadora para luego arrepentirse en una iglesia.