EL VALIENTE DESPERAUX

    7
    Titulo original: The tale of Despereaux
    Año: 2008
    País: EE.UU. - Gran Bretaña
    Dirección: Sam Fell y Rob Stevenhagen
    Guión: Gary Ross, Will McRobb y Chris Viscardi basado en el libro de Kate DiCamillo
    Música: William Ross

    Sinopsis

    Hace tiempo, en el lejano reino de Dor, flotaba la magia en el aire, todos reían con ganas y había litros y litros de deliciosa sopa. Pero una terrible desgracia destrozó el corazón del rey, llenó a la princesa de añoranza y dejó al pueblo sin sopa. Desapareció el sol. El mundo se tornó gris. No quedaba esperanza hasta que… nació Despereaux Tilling, Despereaux, un diminuto ratón con enormes orejas, es demasiado grande para el pequeño mundo que le rodea. Rehúsa aceptar una vida gobernada por la debilidad y el temor, y se hace amigo de una princesa llamada Esperanza, que vive en un lúgubre castillo presa de la tristeza de su padre, que le enseña a leer libros (en vez de roerlos) donde se habla de caballeros, dragones y dulces doncellas. Acaban echándole de la sociedad ratonil por querer ser más que un ratón y se hace amigo de otro marginado, la rata Roscuro, una rata con buen corazón y pasión por la sopa, condenada a vivir en las sombras, que también quiere oír los cuentos de caballería. La princesa rechaza la amistad que le brinda Roscuro, por lo que este se convierte en una auténtica rata y planea vengarse con la ayuda de Mig, una criada que desea ser princesa, pero que debe servir al carcelero. Cuando la princesa Esperanza desaparece, Despereaux descubre que sólo él es capaz de salvarla y que hasta el ratón más diminuto puede reunir el valor de un caballero de brillante armadura.

    Comentario

    Un moderno cuento de hadas, basado en el best seller infantil de Kate DiCamillio, realizado con las más modernas técnicas de animación inspiradas en las ilustraciones de los cuentos del siglo XIX y protagonizado por unos héroes de lo más inesperado. Una historia de coraje, perdón y redención, con una diminuta criatura que enseñará a todo un reino que sólo hace falta un pequeño rayo de luz para demostrar que la apariencia poco tiene que ver con lo que uno es realmente. El codirector Sam Fell fue codirector de “Ratópilis”, mientras que Rob Stevenhagen debuta en la diorección con este filme.