EL ÚLTIMO TANGO EN PARÍS (1972)

    734
    Titulo original: Le dernier tango à Paris / Ultimo tango a Parigi
    Año: 1972
    Fecha de estreno en España: 23 de diciembre de 1977
    País: Francia – Italia
    Duración: 124 min.
    Dirección: Bernardo Bertolucci
    Guión: Bernardo Bertolucci y Franco Arcalli, con diálogos adicionales de Agnès Varda, según un argumento de Bernardo Bertolucci.
    Música:

    Gato Barbieri.
    Temas musicales: «Last Tango in Paris (Tango)»; «Jeanne»; «Girl in Black»; «Last Tango in Paris (Ballad)»; «Fake Ophelia»; «Picture in the Rain»; «Return»; «It’s Over»; «Goodbye»; «Why Did She Choose You»; «Last Tango in Paris (Jazz)»; y «The Last Tango In Paris Suite».


    Intérpretes

    Marlon Brando, Maria Schneider, Jean-Pierre Léaud, María Michi, Giovanna Galletti, Ben Foster, Orlando Jones, Eamonn Owens, Gitt Magrini, Catherine Allégret, Luce Marquand, Marie-Hélène Breillat, Catherine Breillat, Dan Diament, Catherine Sola, Mauro Marchetti, Massimo Girotti, Peter Schommer, Veronica Lazar, Rachel Kesterber y Ramón Mendizábal.

    Sinopsis

    Una mañana de invierno, Paul (Marlon Brando), un hombre de 54 años y una muchacha veinteañera, Jeanne (Maria Schneider), se encuentran casualmente mientras visitan un piso de alquiler en París. La pasión se apodera de ellos y hacen el amor violentamente en el piso vacío. Cuando abandonan el edificio, establecen el pacto de volver a encontrarse allí. A pesar de no saber ni sus respectivos nombres, estas almas torturadas se juntan para satisfacer su caprichos sexuales y escapar de sus vidas oscuras. Atrapados en el desaforado ritmo de una pasión sexual que parece no tener fin, llevan su delirio más allá de lo que nunca habrían imaginado. Paul es un americano destrozado por una vida sin sentido. Jeanne es una chica francesa convencional y superficial cuyo novio oficial, Tom (Jean-Pierre Léaud), trabaja en el mundo del cine. Se comunican sólo a través de su sexualidad, haciendo de su encuentro una especie de utopía imposible que los aísla de los demás, del mundo, de sus problemas personales. Al principio todo parece un experimento, una ruptura con todas las convenciones. Pero, poco a poco, Jeanne descubre que Paul es, en realidad, un hombre banal, por el que termina sintiendo un fuerte rechazo cuando propone renunciar a sus planteamientos iniciales e iniciar un enamoramiento convencional.

    Comentario

    Una de las películas claves del cine moderno. Bernardo Bertolucci retrata toda la desesperación de un hombre, ya de vuelta de todo, con un pasado muy amargo, y la aventura de una jovencita con ganas de descubrir cosas. La película habla del sexo, pero también del desarraigo, de la soledad y de la desesperación. Marlon Brando interpreta de forma magistral a un expatriado, confuso y torturado, cuya esposa acaba de suicidarse. Ansioso por abandonar el sombrío hotel donde vive, decide alquilar un apartamento, coincidiendo en el mismo con una caprichosa joven con la que mantendrá periódicos encuentros sexuales. Al lado de Brando que se crece en cada escena (él mismo colaboró con Bertolucci en desarrollar su propio personaje), está una Maria Schneider ya olvidada y un Jean Pierre Leaud que vuelve a hacer su mismo personaje de siempre. Es la película más sincera de Bertolucci, muy contestada en su momento, y símbolo de la ansiada libertad para muchos españoles que, estando terminantemente prohibida aquí, acudían a verla a los cines de los pueblos franceses fronterizos, que por entonces conocieron riadas de españoles en busca de un cine imposible de encontrar aquí. El paso del tiempo se ha encargado de poner a la película en el gran lugar que le corresponde y que las escenas eróticas se hayan diluido frente a otras películas mucho más osadas, ganando ese aspecto desolador de dificultad de comunicación entre los seres humanos que es el núcleo del filme.