EL TRAFICANTE (2021)

    Titulo original: Body Brokers
    Año: 2021
    Fecha de estreno en España: 16-07-2021 (Movistar+)
    País: EE.UU.
    Duración: 111 min.
    Dirección: John Swab
    Guión: John Swab.
    Música:

    Christopher Keating.
    Temas musicales: «A Light in the Addict», interpretado por Action Bronson; «Bedroom Bully», interpretado por Verse Simmonds; «Boss», interpretado por Little Simz; «Busy Earnin», interpretado por Jungle; «Go to Work», interpretado por Tripper Jones; «Liquer and Misunderstanding», interpretado por Verse Simmonds; y «Rise», interpretado por Public Image Ltd.


    Intérpretes

    Frank Grillo, Alice Englert, Samone James, Jack Kilmer, Michael Kenneth Williams, Mark Ward, Jessica Rothe, Melissa Leo, Sam Quartin, Owen Campbell, Steve Bruner, Renée Willett, Caroline McKenzie, Thomas Dekker, Pam Dougherty, James Whitecloud, Peter Greene, Doug Van Liev, Ben Hall, Ashe Austin, Billy Blair, Cara Cox, Temple Hull, Virginia Rand y Brett Swab.

    Sinopsis

    Utah (Jack Kilmer) y Opal (Alice Englert) son dos yonkis adictos que viven en las calles de la zona rural de Ohio hasta que un encuentro aparentemente fortuito con el enigmático Wood (Michael Kenneth Williams) los lleva a Los Ángeles para recibir tratamiento farmacológico. Utah parece encontrar la sobriedad con la ayuda de la psiquiatra del centro de tratamiento, la Dra. White (Melissa Leo), y la técnico que la atrae, May (Jessica Rothe). Pronto descubren que el tratamiento por drogas no es más que una tapadera para un negocio depredador, que alista a adictos para reclutar a otros adictos. Utah no es una excepción. Wood y su socio, el magnate del tratamiento de las drogas, Vin (Frank Grillo), toman Utah bajo su protección, presentándolo a la buena vida, aunque la adicción de Utah sigue siendo su mayor obstáculo.

    Comentario

    Un thriller de John Swab en torno a dos yonkis que viven en las calles de una zona rural de Ohio hasta que conocen a un enigmático hombre que les ofrece la posibilidad de viajar a Los Ángeles para ingresar en una clínica de rehabilitación. Pese a sus ilusiones, no tardan en descubrir que la clínica es en realidad un pretexto para un oscuro negocio. La película, escrita también por John Swab, habla en parte de él mismo en tanto que durante un tiempo el propio guionista estuvo un tiempo enganchado a la droga.