EL SILENCIO DE LOS CORDEROS (1991)

    168
    Titulo original: Silence of the lambs
    Año: 1991
    Fecha de estreno en España: 06-09-1991
    País: EE.UU.
    Duración: 114 min.
    Dirección: Jonathan Demme
    Guión: Ted Tally, basado en la novela de Thomas Harris.
    Música:

    Howard Shore.
    Temas musicales: “American Girl”, interpretado por Tom Petty and the Heartbreakers; “Alone”, interpretado por Colin Newman; “Sunny Day”, interpretado por Book of Love; “Real Men”, interpretado por Savage Republic; “Goldberg Variations”, interpretado por Jerry Zimmerman; “Goodbye Horses”, interpretado por Q. Lazzarus; “Hip Priest”, interpretado por The Fall; y “Lanmo Nan Ziie A”, interpretado por Les Freses Parents.


    Intérpretes

    Jodie Foster, Anthony Hopkins, Scott Glenn, Anthony Heald, Ted Levine, Frankie Faison, Kasi Lemmons, Brooke Smith, Paul Lazar, Dan Butler, Lawrence T. Wrentz, Don Brockett, Frank Seals Jr., Stuart Rudin, Masha Skorobogatov, Jeffrie Lane, Leib Lensky, George Red Schwartz, Jim Roche, James B. Howard, Bill Miller, Chuck Aber y Gene Borkan.

    Premios

    Premios Oscar: Oscar a la Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor Principal (Anthony Hopkins) y Mejor Guion. Nominada al Oscar al Mejor Montaje y Mejor Sonido.
    Premios BAFTA de la Academia de Cine Británico: BAFTA al Mejor Actor (Anthony Hopkins) y a la Mejor Actriz (Jodie Foster). Nominada al Bafta a la Mejor Película, Mejor Director, Mejor Fotografía; Mejor Montaje, Mejor Música Original, Mejor Guion Adaptado y Mejor Sonido.
    Festival Internacional de Cine de Berlín: Oso de Plata al Mejor Director en el Festival Internacional de Cine de Berlín.
    Premio César de la Academia de Cine Francés: Nominada al César a la Mejor Película Europea.
    Globos de Oro: Globo de Oro a la Mejor Actriz Dramática (Jodie Foster). Nominada al Globo de Oro a la Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guion y Mejor Actor en una película dramática (Anthony Hopkins)


    Sinopsis

    Clarice Starling (Jodie Foster), una brillante licenciada universitaria y aventajada alumna de la academia del FBI, experta en conductas psicópatas, recibe el encargo de su jefe Jack Crawford (Scott Glenn) para que colabore en la investigación de una serie de crueles asesinatos cometidos por un psicópata llamado Jame “Búfalo Bill” Gump (Ted Levine), que no se conforma con matar a sus víctimas, sino que, además, las desuella. Para ello, Clarice deberá visitarle en la cárcel de Baltimore y ganarse su confianza, del recluso Hannibal “el caníbal” Lecter (Anthony Hopkins), un ex psiquiatra dotado de una inteligencia superior a la normal y asesino psicópata que se comía vivas a sus víctimas y que ahora le debe ayudar a establecer un perfil psicológico del autor de los crímenes. Lecter únicamente se comprometerá a ayudar a la agente Starling si ella alimenta su curiosidad con detalles sobre su propia vida. Al principio Starling se niega, pero cuando la quinta víctima de Bill es encontrada, Starling acompaña a Crawford durante la autopsia. Ésta indica que había sido asesinada a los tres días de su captura. Al examinar la boca de la joven asesinada, ambos encuentran dentro la crisálida de una mariposa. Starling lleva la crisálida a unos entomologistas, que la identifican como una Esfinge de la Calavera (Acherontia atropos), cuyo hábitat se limita meramente a algunas zonas de Asia y los Estados Unidos. En Memphis, Tennessee, Catherine Ruth Martin (Brooke Smith) se dirige a su casa en coche cuando es secuestrada por Bill. Su madre, una famosa senadora, exige hechos. Starling vuelve de nuevo con Hannibal Lecter y le ofrece un trato: si él le aporta información relevante para encontrar a Bill y rescatar a la chica, la senadora transferirá a Lecter a una nueva institución donde podrá gozar de más libertad y de una ventana con vistas al exterior. Lecter, no obstante, le propone otro trato a Starling: si ella participa y le ofrece información suya personal, él le dará a cambio respuestas sobre Buffalo Bill. Esta retorcida relación obligará a Starling no sólo a enfrentarse con sus propios demonios psicológicos, sino que además le llevará a enfrentarse cara a cara con un asesino atroz y demente, la encarnación de una maldad tan poderosa como nunca antes había conocido.

    Comentario

    Una de las más impactantes películas de suspense de las últimas décadas, basada en una novela de culto de Thomas Harris, “El silencio de los inocentes”, donde el escritor desarrollaba un personaje estremecedor, Hannibal, apodado “el caníbal”, aparecido en una anterior novela. El director Jonathan Demme confirió a la película un ritmo prodigioso, que casi no da tiempo a que el espectador reflexione sobre la información que se le va facilitando. La puesta en escena es bastante espectacular, sobre todo en la que aparece el doctor Hannibal Lecter en su celda. A ello contribuyen unas interpretaciones prodigiosas: Anthony Hopkins hace uno de sus trabajos cumbre, sorprendentemente muy alejado de aquellos más literarios que suele bordar. Jodie Foster se crece ante el desafío de una mujer valiente y arriesgada, dándole casi una dimensión épica. Obtuvo los Oscar a la mejor película, al mejor director, al mejor actor, a la mejor actriz y al mejor guión. La película ha tenido dos continuaciones “Hannibal”, inferior a ésta, pero igualmente interesante, que pasó mucho más desapercibida y en dónde Jodie Foster fue sustituida por Julianne Moore, y “El dragón rojo”, que sitúa la acción antes que esta, mostrando como el doctor Lecter fue atrapado por un detective del FBI.