EL SILENCIO DE LORNA

    28
    Titulo original: Le silence de Lorna
    Año: 2008
    País: Bélgica - Francia -
    Duración: 105 min.
    Dirección: Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne
    Guión: Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne

    Intérpretes

    Arta Dobroshi, Jérémie Renier, Fabrizio Rongione, Alban Ukaj, Morgan Marinne, Olivier Gourmet, Anton Yakovlev, Grigori Manukov, Mireille Bailly, Stéphanie Gob, Laurent Caron, Baptiste Somin, Alexandre Trocky, Cédric Lenoir, Cécile Boland, Serge Larivière, Philippe Jeusette, Sophie Leboutte, François Sauveur, Christian Lusschentier, Stéphane Marsin, Laurence Cordonnier, Anne Gerard, Annette Closset, Isabelle Dumont, Patrizia Berti, Leon Michaux, Alao Kasongo, Claudy Delfosse, Faruque Ahmed y Marie-Ange Pougin.

    Premios

    Premio al Mejor Guión en el Festival Internacional de Cine de Cannes. Nominada al Premio César de la Academia de Cine Francés a la Mejor Película Extranjera.
    Nominada a la Mejor Actriz (Arta Dobroshi) en los Premios Europeos del Cine
    Premio Lumière a la Mejor Película Francófona.

    Sinopsis

    Para hacerse el dueño de un puesto de snaks junto a su novio, Lorna (Arta Dobroshi), una joven albanesa que vive en Bélgica se hace la cómplice de un diabólico plan ideado por el mafioso Fabio (Fabrizio Rongione). Fabio ha orquestado un falso matrimonio entre ella y Claudy Moreau (Jérémie Renier). El matrimonio la permite obtener la nacionalidad belga y luego casarse con un mafioso ruso que está dispuesto a pagar mucho dinero para adquiir la misma nacionalidad rápidamente. Sin embargo, para que el segundo matrimonio de Lorna sea posible, Fabio ha planeado matar a Claudy. ¿Se mantendrá Lorna en silencio?

    Comentario

    Lo más parecido al sueño americano era hasta hace nada el sueño europeo; y Lorna, uno de los miles, millones, de desplazados al “mundo rico” también aspira a vivir mejor. Para ello no duda en cruzar fronteras; casarse con un nativo yonki y marginado; simular un matrimonio, trabajar, ahorrar…y así se va cumpliendo sus proyectos hasta que se rompe el invento.O para ser exactos: ella –que tan planificado lo tenía todo- se atreve a cambiar las reglas del juego. Los hermanos Dardenne, con esa probada afición (y dominio) por el retrato social y bien documentado, se acercan ahora a la inmigración en el corazón de la Europa opulenta. Pero no para hablar de “explotadores y explotados” sino para dar un paso más: apelar a la honestidad, los buenos sentimientos y dejar a las claras su sana intención de no partir el mundo en tópicos simplistas y maniqueos. Lorna era y es una esclava dentro y fuera de su país, una máquina de hacer dinero a la que tratan sin miramientos los suyos. Lo soporta todo como un paso, un puro trámite, para prosperar y abrirse camino. Pero el candoroso rostro de Lorna, -dura como una piedra al principio, muy a lo que está, muy a lo suyo-, esconde la delicadeza que le impide ganar la partida a cualquier precio. La chica ha absorbido como una esponja, ha aprendido rápido sobre todo, ¡quién lo iba a decir!, de ese “marido de pega” desgarrador y desgarrado. Y lo que va cobrando en ternura y coraje, lo pierde en seguridad personal, en trucar en pesadilla el sueño; a primera vista, un peligroso cambio, nada ventajoso, que apenas le reportará la íntima satisfacción de haber hecho lo justo; algo casi heróico, y hasta diríase que casi ridículo…