EL SEXTO FUGITIVO (1956)

    Titulo original: Backlash
    Año: 1956
    País: EE.UU.
    Duración: 84 min.
    Dirección: John Sturges
    Guión: Borden Chase, basado en una novela de Frank Gruber
    Música:

    Herman Stein


    Intérpretes

    Richard Widmark, Donna Reed, William Campbell, John McIntire, Barton MacLane, Harry Morgan, Robert J. Wilke, Jack Lambert, Roy Roberts, Edward Platt, Robert Foulk, Phil Chambers, Gregg Barton, Fred Graham, Frank Chase, Chris Alcaide, Walter Beaver, Wayne Burson, Johnny Carpenter, I. Stanford Jolley, Rex Lease, Norman Leavitt, John Maxwell, John McKee, Regis Parton, George Patterson, William 'Bill' Phillips, Lee Roberts, Glenn Strange y Jack Williams.

    Sinopsis

    Arizona tras la Guerra de Secesión. Jim Slater (Richard Widmark), un antiguo militar confederado, está buscando el rastro de su padre, muerto en una masacre que costó la vida a cinco hombres y de la que se salvó sólo un sexto componente del grupo, que huyó con 60.000 dólares, para probar su inocencia. Mientras Jim Slater busca a su padre, llega al lugar Karyl Orton (Donna Reed), que investiga el rastro de su marido, que se vio envuelto en los mismos hechos. El relato centra la atención en un personaje solitario que, sin ayuda ni apoyos externos, se enfrenta a muchas dificultades y a numerosos oponentes. Poco después están, junto a un grupo de soldados, encerrados en un pequeño parador y rodeados de cientos de apaches Al final, Jim Slater logrará descubrir la verdad sobre su padre.

    Comentario

    Encasillado habitualmente en papeles de villano, Richard Widmark es en esta ocasión el bueno de la película, el único superviviente de seis hombres atacados por los indios por pretender apoderarse de un tesoro que les pertenece. Una partida de forajidos inicia la búsqueda del sexto hombre para que les indique el paradero del ansiado botín. Se trata de una sólida película del oeste de John Sturges (“Fort Bravo”), que se apoya en una impresionante fotografía en technicolor de Irving Glassberg, uno de los alicientes de esta superproducción del western. Como en su trabajo anterior, "Conspiración de silencio", John Sturges se centra en la creación de la tensión, más que en exhibiciones de violencia gratuita.