EL RETORNO DEL JEDI (1982)

    294
    Titulo original: Return of the Jedi
    Año: 1982
    País: EE.UU.
    Duración: 126 min.
    Dirección: Richard Marquand
    Guión: Lawrence Kasdan y George Lucas, según un argumento de George Lucas.
    Música:

    John Williams.
    Temas musicales: “Lapti Nek”; “Ewok Celebration”; “Jedi Rocks”; “Fox Fanfare”; “Parade Of The Ewoks”; “Luke and Leia”; “Fight With Tie Fighters”; “Jabba The Hut”; “Darth Vader’s Death”; “The Forest Battle”; y “Finale”.


    Intérpretes

    Mark Hamil, Harrison Ford, Carrie Fischer, Billy Dee Williams, Anthony Daniels, Peter Mayhew, Sebastian Shaw, Ian McDiarmid, David Prowse, Alec Guinness, Kenny Baker, Michael Pennington, Kenneth Colley, Michael Carter, Denis Lawson, Timothy M. Rose, Dermot Crowley, Caroline Blakiston, Warwick Davis, Jeremy Bulloch, Femi Taylor, Annie Arbogast, Claire Davenport, Jack Purvis, Mike Edmonds, Jane Busby, Malcolm Dixon, Toby Philpott y David Alan Barclay.

    Premios

    Premios Oscar: Nominada al Oscar a la Mejor Dirección Artística y Decorados, a los Mejores Efectos de Sonido, a la Mejor Música, al Mejor Sonido y a los Mejores Efectos Visuales.
    Premios BAFTA de la Academia de Cine Británico: BAFTA a los Mejores Efectos Visuales. Nominada al BAFTA al Mejor Maquillaje, al Mejor Diseño de Producción y Dirección Artística y al Mejor Sonido.


    Sinopsis

    Un año después de la ocupación por parte del Imperio Galáctico de Ciudad Nube, el Imperio ha estado trabajando en la construcción de una nueva estación espacial aún más poderosa que la temida Estrella de la Muerte. Luke Skywalker (Mark Hamil) viaja junto con sus amigos al desértico planeta Tatooine, en un intento de rescatar a Han Solo (Harrison Ford) de las garras del temido ganster intergaláctico Jabba el Hutt (Mike Edmonds y Toby Philpott). Al caer la noche, en el interior del palacio de Jabba el Hutt, la Pricesa Leia (Carrie Fisher) disfrazada de un cazarrecompensas, libera a Solo de su estado de hibernación dentro del bloque de carbonita, pero es descubierta por Jabba y puesta bajo su custodia pasando a ser su esclava. Poco tiempo más tarde, Luke llega para hacer una petición final a Jabba de liberar a Solo. Luke es capturado y enviado con sus amigos al desierto para ser ejecutado y consumido por Sarlacc. Con la ayuda de R2-D2 (Kenny Baker), Luke recupera su sable laser, estallando una batalla, en la que Jabba es asesinado por Leia, y Boba Fett (Jeremy Bulloch) es golpeado por Solo cayendo dentro de Sarlacc. Luke y su equipo consiguen escapar justo antes de que la barcaza de Jabba explote. Luke vuelve a Dagobah para completar su entrenamiento Jedi, pero Yoda está enfermo y le dice que su entrenamiento con él ha concluido. Antes del morir, Yoda le dice a Luke que debe enfrentarse Darth Vader (David Prowse) para completar su entrenamiento, pues es su destino y le confirma que es su padre. Yoda también informa a Luke que tras su inminente muerte el último de los Jedi será él. Más tarde, la forma de espíritu de Obi-Wan Kenobi (Alec Guinness) aparece, y confirma que Vader una vez fue Anakin Skywalker, un antiguo Jedi quien fue seducido por el lado oscuro de la Fuerza. También le revela que la Princesa Leia es su hermana melliza, que fueron separados al nacer y ocultados para proteger a ambos de Anakin y el Emperador Palpatine (Ian McDiarmid). Mientras tanto en el punto de reunión, la Alianza Rebelde prepara una estrategia de ataque contra el Imperio. Como parte de la estrategia de ataque, Luke y sus compañeros deben dirigir un comando de asalto sobre la luna de Endor para desactivar el generador de escudo que protege la Estrella de la Muerte. En Endor, descubren una tribu de Ewoks, unas criaturas indígenas nativas de Endor. Con la ayuda de C-3PO (Anthony Daniels), consiguen forjar una alianza para combatir juntos al Imperio. Más tarde, Luke decide que el tiempo de afrontar su destino ha llegado y se prepara para enfrentarse a Darth Vader. Antes de marcharse le confiesa a Leia la verdad sobre ellos y Vader, y que presiente aun el bien en él. Luke se entrega al Imperio, y sin éxito intenta convencer a su padre para que deje el lado oscuro. Vader traslada a Luke a la Estrella de la muerte y lo presenta ante el Emperador, quien le revela que la Alianza Rebelde va a caer en una trampa y que la nueva estación espacial está en perfecto estado y funcionamiento. En Endor, la Alianza Rebelde entra en el Bunker de control del generador de escudo, pero inmediatamente son tomados presos por tropas de asalto del Imperio. Pero las fuerzas imperiales no contaban con los Ewoks empezando así la batalla de Endor. Al mismo tiempo, la flota Rebelde surge del hiperespacio para combatir directamente contra la Estrella de la Muerte y sus súper destructores. En la Estrella de la muerte, Vader y Luke se baten en duelo. En medio del combate, Vader lee los sentimientos de Luke y se percata de que Leia es su hermana melliza y tienta a Luke a que si él no decide unirse al lado oscuro, quizás, ella si lo haga. Tras esto, Luke estalla en cólera y ataca a Vader, cortándole una mano. El Emperador al ver como Luke hace fluir su odio y cólera lo tienta para que mate a su padre y ocupe su puesto junto a él. Luke rechaza al emperador y le dice que él es un Jedi al igual que su padre en el pasado. Viendo que Luke no puede ser influido, el Emperador lo ataca aplicando unos rayos de fuerza para asestarle el golpe final, pero justo antes de morir, Vader interviene atacando al Emperador para lanzarlo por el eje del reactor. Los rayos de Fuerza del Emperador causan heridas mortales en Vader, dañando su sistema de respiración. Al saber que no hay ninguna esperanza para su propia supervivencia, Vader le pide a Luke le quite su máscara para poder verlo con sus propios ojos y le dice que tenía razón sobre él, que le diga a su hermana que tenía razón. Con aquellas palabras finales, Anakin Skywalker/Darth Vader muere, cumpliendo así la profecía al destruir a los Sith, matando al emperador y muriendo el mismo. Con el Imperio derrotado Luke se une a Han y a Leia para celebrar en la luna de Endor su victoria. Luke ve los espíritus de Yoda, Obi Wan Kenobi y el de Anakin que se une al de ellos.

    Comentario

    Última entrega de la celebre saga galáctica de George Lucas compuesta por una doble trilogía, la más aventurera de todas, donde el bien triunfa definitivamente sobre las fuerzas del mal. Fantasía, humor, aventuras, romanticismo y unos espectaculares efectos especiales son sus señas de identidad. Tras la cámara Richard Marquard, reservándose George Lucas para las tareas de productor. Si bien Marquand siguió fielmente las instrucciones dadas por Lucas, la película vuelve a repartir la trama en dos direcciones distintas, por un lado la batalla de los rebeldes en la Luna de Endor, y por otro la batalla personal de Luke Skywalker por alcanzar la maestría Jedi. El sabio Yoda vivirá lo suficiente para enseñarle a Luke que nunca llegará a controlar del todo sus poderes hasta que no se enfrente a muerte con su padre, antiguo caballero Jedi convertido en el malvado Darth Vader tras caer en el lado oscuro de la Fuerza, como se narraba en “La venganza de los Sith”. Ahora el Emperador forzará un duelo entre padre e hijo para conseguir acabar con el último de los caballeros Jedi.