EL PELOTÓN CHIFLADO

    79
    Titulo original: Stripes
    Año: 1981
    País: EE.UU.
    Duración: 101 min.
    Dirección: Ivan Reitman
    Guión: Len Blum, Harold Ramis y Dan Goldberg
    Música: Elmer Bernstein. Tema musical: Rubberband Man, interpretado por The Spinners.

    Intérpretes

    Bill Murray, Harold Ramis, Warren Oates, P.J. Soles, Sean Young, John Candy, John Larroquette, John Voldstad, John Diehl, Lance LeGault, Roberta Leighton, Judge Reinhold, Glenn-Michael Jones, Bill Lucking, Fran Ryan, Joe Flaherty, Nick Toth, Dave Thomas, Robin Klein, Robert J. Wilke, Lois Areno, Samuel Briggs y Bill Paxton.

    Sinopsis

    Cuando John Winger (Bill Murray), un joven perspicaz pero nada ambicioso, pierde el empleo, el coche, el apartamento y se queda sin novia, todo en el mismo día, decide que solo le queda una opción. Y convence a su amigo Russell (Harold Ramis) para alistarse los dos en el ejército. más como un juego que como algo definitivo. Según piensan es una forma de salvar la democracia en el mundo y de conocer chicas. Pero al llegar allí se dan cuenta de que no es como lo pintan, sino que se encuentran con el mundo dentro de esta institución es tan loco y disparatado como el real. Con un sargento chiflado, encargado de convertir en soldados a los novatos, y unos compañeros extravagantes (entre los que se encuentran el obeso Ox (John Candy), el cándido Cruiser (John Diehl), el eternamente colocado Elmo (Judge Reinhold) y el excéntrico Psico (Conrad Dunn), John y Russell se verán envueltos en una serie de aventuras, enviados a Europa, donde llegan a robar un vehículo secreto, un autobús transformado en un moderno vehículo de ataque, para acudir a una cita, para encontrarse pronto detrás del telón de acero.

    Comentario

    Disparatada comedia de ambiente castrense rubricada por varios componentes del futuro equipo de Los cazafantasmas. Como es habitual en los primeros ejercicios cómicos del director de origen húngaro Ivan Reitman, (Atrapado en el tiempo), la película se sustenta en el humor para ilustrar las andanzas de un pelotón de incompetentes reclutas erigidos en claros predecesores de los igualmente impresentables cadetes de la exitosa saga de la Loca academia de policía.