EL MUNDO DE SUZIE WONG

    61
    Titulo original: World of Suzie Wong
    Año: 1960
    País: EE.UU.
    Duración: 126 min.
    Dirección: Richard Quine
    Guión: John Patrick, a partir de la novela de Richard Mason y la obra de teatro de Paul Osborn.
    Música: George Duning. Tema musical: The World of Suzie Wong, de Sammy Cahn y Jimmy Van Heusen.

    Intérpretes

    William Holden, Nancy Kwan, Sylvia Syms, Michael Wilding, Jacqui Chan, Laurence Naismith, Yvonne Shima, Andy Ho, Lier Hwang, Bernard Cribbins, Edwina Carroll, Dervis Ward, Marian Spencer, Lionel Blair, Ronald Eng, Calvin Hsia y Robert Lee.

    Sinopsis

    Un maduro pintor norteamericano de vida disipada, llamado Robert Lomax (William Holden) llega a Hong Kong donde busca temas para sus cuadros. En el ferry que le conduce a Wanchai descubre a una encantadora muchacha cuyo rostro empieza a dibujar, pero ella se da cuenta y le prohíbe que siga haciéndolo. Apenas el barco ha atracado cuando la muchacha desaparece. El pintor se dirige a un hotel de mala calidad que es además ligar de citas amorosas. Allí descubre de nuevo a Suzie Wong (Nancy Kwan), la orgullosa muchacha china que resulta ser una prostituta. Al principio se le insinúa, pero él la contrata como modelo. Sin embargo Suzie presume ante sus compañeras de haber despertado en el americano una gran pasión. Lomax ha conseguido ser recibido por el banquero O’Neill (Laurence Naismith) y hace amistad con su hija Kay (Sylivia Syms). Cuando ambos visitan el pobre estudio del pintor, Suzie les hace una escena. Enojado, Lomax la expulsa de la habitación, aunque esa misma noche sale en su defensa frente a un marinero borracho. Kay se marcha a Londres tratando de vender los cuadros de Lomax y éste sigue pintando a Suzie, sin ningún otro lazo entre ellos. Lomax se siente muy atraído por Suzie, pero está decidido a que su amada regenere su existencia y se aparte de su denigrante modo de vida. Pero la muchacha desaparece y no se sabe nada de ella en unos meses. Luego el pintor se entera que ha tenido un hijo.

    Comentario

    Aunque la marca de fábrica del director Richard Quine son las comedias, esta película es un melodrama, no por ello menos interesante, en torno a la historia de amor que surge en el Hong Kong de la época, aún bajo la corona británica, entre un pintor norteamericano y una prostituta china. A destacar el eficaz y sólido reparto, con William Holden y Nancy Kwan como la pareja protagonista, el exotismo del marco por el que mueven los personajes y la gran puesta en escena de Richard Quine, que narra la historia con su exquisito buen gusto.