EL MÉDICO ALEMÁN (2013)

    Titulo original: Wakolda
    Año: 2013
    País: Argentina – España – Francia – Noruega
    Duración: 93 min.
    Dirección: Lucía Puenzo
    Guión: Lucía Puenzo, basado en su novela “Wakolda”.
    Música: Andrés Goldstein y Daniel Tarrab

    Intérpretes

    Natalia Oreiro, Àlex Brendemühl, Diego Peretti, Florencia Bado, Elena Roger, Guillermo Pfening, Ana Pauls, Alan Daicz, Juani Martínez y Abril Braunstein.

    Premios

    Seleccionada para la sección Un Certain Regard del Festival Internacional de Cine de Cannes. Nominada al Goya a la Mejor Película Iberoamericana.
    Premio Platino del Cine Iberoamericano a la Mejor Coproducción Iberoamericana.

    Sinopsis

    En 1960, un misterioso médico alemán, Helmut (Álex Brendemühl), conoce una familia argentina en la región más desolada de la Patagonia y les pide hacer con ellos, en caravana, la ruta del desierto. Inconscientes de la verdadera identidad del alemán, al llegar a Bariloche los padres de Lilith (Florencia Bado), la hija del matrimonio, que comienza a estudiar alemán, lo aceptan como el primer huésped de la hostería que tienen a orillas Nahuel Huapi. Feliz en ese paraíso, tan similar al paisaje que dejó atrás, el Helmut no siente ninguna urgencia por seguir viaje. Tiene otros intereses: camuflarse en Bariloche, porque los cazadores de nazis ya le pisan los talones, y trazar estrategias para mantenerse cerca de su propia presa, Lilith, una adolescente de 12 años –físicamente pequeña para su edad- que es la única hija mujer de la familia. Y aunque el extraño personaje les genere siempre algún recelo, progresivamente serán seducidos por sus modales, su distinción, sus ofertas de saber científico y de dinero, mientras somete a la pequeña Lilith a un tratamiento hormonal.

    Comentario

    Lucía Puenzo (“El niño pez”, “XXY”) vuelve a llevar a la pantalla una novela propia, una intriga psicológica basada en el caso real de la familia argentina que, en 1960, acogió en casa sin saberlo, a un criminal de guerra nazi, al terrible doctor Josef Mengele, que experimentó de manera cruel con los prisioneros judíos de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial, sin que la familia sospeche de su identidad. Todo ello visto a través de los ojos de una niña de 12 años.