EL HOTEL DE LOS LÍOS

    220
    Titulo original: Room service
    Año: 1938
    País: EE.UU.
    Duración: 78 min.
    Dirección: William A Seiter
    Guión: Morrie Ryskind, basado en la obra Room service, de Allen Boretz y John Murray.
    Música: Roy Webb.

    Intérpretes

    Groucho Marx, Chico Marx, Harpo Marx, Lucille Ball, Ann Miller, Frank Albertson, Cliff Dunstan, Donald MacBride, Philip Loeb, Philip Wood, Alexander Asro, Charles Halton, Stanley Blystone, Bruce Mitchell, Frank Otto y William Ruhl.

    Sinopsis

    En un hotel de Nueva York se han instalado Gordon Miller (Groucho Marx) y toda su compañía de comediantes. El director del grupo, además de estar arruinado, es un caradura que va eludiendo el pago de la cuenta del hotel. Ante el ultimatum del gerente, Miller se dispone a escapar, pero en ese momento le telefonea un amigo empresario dispuesto a financiar su comedia. Todos esperan la llegada del enviado que el empresario anunció pero quién aparece es el autor que viene a reclamar sus derechos de autor. Por fin aparece el representante del empresario que pone como única condición para el estreno que en la obra trabaje una amiguita suya. Aceptada la imposición, Miller recibe un cheque por 15.000 dólares, que de momento le sacan de apuros. Pero por causa del cheque a Miller y a sus compañeros le comenzarán a suceder despropósitos hasta que otra vez la posición de todos vuelve a estar tan comprometida como antes. El gerente del hotel se presenta dispuesto a echarlos, pero Miller, colocando ante la puerta de la habitación, un letrero que dice sarampión contagioso, salva de momento la situación retrasando lo que parece inevitable. El empresario les retirará la financiación, Miller falsificará la firma del gerente hotelero y la obra se estrenará con gran éxito de público.

    Comentario

    Una de las más famosas comedias de los hermanos Marx, que resulta sumante divertida, a pesar"de transcurrir casi por completo en un único decorado. El famoso grupo forma una compañía teatral ruinosa que se aloja en un hotel de alta categoría, sin llegar a pagar por su estancia, ante la desesperación del gerente del establecimiento decidido a ponerles de patitas en la calle, lo que, conociendo los enredos de los cómicos, le será harto difícil. Como es habitual en las películas de los Marx, humor absurdo, diálogos surrealistas y un ritmo frenético son sus señas de identidad