EL HOMBRE QUE VENDIÓ SU PIEL (2020)

    724
    Titulo original: L'Homme qui a vendu sa peau
    Año: 2020
    Fecha de estreno en España: 08-04-2022
    País: Túnez - Francia - Bélgica - Alemania - Suecia
    Duración: 104 min.
    Dirección: Kaouther Ben Hania
    Guión: Kaouther Ben Hania.
    Música:

    Amin Bouhafa.
    Temas musicales: «Filiae maestae Jerusalem, RV 638: I, Filiae maestae Jerusalem», de Antonio Vivaldi, interpretado por Philippe Jaroussky; «Tosca: Acte I Dammi i colori… Recondita armonia», de Giacomo Puccini, interpretado por Giorgio Lamberti y Slovak Symphony Orchestra; y «Merrouh», interpretado por Emel Mathlouthi.


    Intérpretes

    Yahya Mahayni, Dea Liane, Koen De Bouw, Darina Al Joundi, Christian Vadim, Wim Delvoye, Monica Bellucci, Saad Lostan, Jan Dahdouh, Marc de Panda, Najoua Zouhair, Husam Chadat, Nadim Cheikhrouha, Rémi Sarmini, Mouldi Kriden, Rupert Wynne-James, Bilel Slim, Anisah Dawood, Patrick Albenque, Stacy DeVorzon, Montassar Alaya, Ingo Brosch, Maïa Foreman, Adrienne Mei Irving, Dana Al Hajji, Alexandre Charlet, Jacques Germain, Ichrak Matar, Raoudha Baccouche, Hussin Ali, Khalil Ben Hania, Lilia Attia y Faycal Hassairi.

    Premios

    Premios Oscar: Nominada al Oscar a la Mejor Película Internacional.
    Festival Internacional de Cine de Venecia: Premio al Mejor Actor (Yahya Mahayni) de la Sección Orizonti.
    Festival de Cine Europeo de Sevilla: Seleccionada para la Sección Oficial.


    Sinopsis

    Sam Ali (Yahya Mahayni), un joven sensible e impulsivo de Siria, abandona su país poniendo rumbo hacia el Líbano huyendo de la guerra. Para poder viajar por Europa y vivir así con el amor de su vida, acepta tatuarse la espalda a manos de uno de los artistas contemporáneos más importantes que existen. Tras convertir su cuerpo en una prestigiosa obra de arte, Sam comprende poco a poco que su decisión implica todo lo contrario a lo que él deseaba en un principio: la libertad.

    Comentario

    La cineasta tunecina Kaouther Ben Hania dirige y escribe este drama en el que Sam, el protagonista de la historia acepta un pacto faustiano. Refugiado sirio exiliado en Beirut, sueña con llegar a Bruselas para encontrarse con la mujer que ama, por lo que “se transforma en una especie de mercancía para recuperar su libertad y humanidad”: Su propio cuerpo convertido en una obra de arte viviente y expuesto en un museo; pronto se dará cuenta de que ha vendido algo más que su piel.