EL HOMBRE MOSCA (1923)

    21
    Titulo original: Saferty Last
    Año: 1923
    País: EE.UU.
    Duración: 70 min.
    Dirección: Fred Newmeyer y Sam Taylor
    Guión: Hal Roach, Sam Taylor y Tim Whelan, con títulos de H.M. Walker
    Música: Don Hulette (1974) y Carl Davis (1990)

    Intérpretes

    Harold Lloyd, Mildred Davis, Bill Strothers, Noah Young, Westcott B. Clarke, Roy Brooks, Mickey Daniels, Richard Daniels, Ray Erlenborn, William Gillespie, Helen Gilmore, Wallace Howe, James T. Kelley, Gus Leonard, Sam Lufkin, Earl Mohan, Acme Drug Co., Marie Mosquini, Fred C. Newmeyer, Charles Stevenson, Anna Townsend, Punched During the Sale y Patrick Youch.

    Sinopsis

    Harold (Harold Lloyd) es un joven que decide dejar su pueblo para irse a la gran ciudad y poder medrar en su condición social. Su novia (Mildred Davis) recibe cartas a menudo que confirman falsamente su importante ascenso económico, aunque la verdad es que Harold simplemente es un vendedor de retales de unos grandes almacenes que convive con un obrero de la construcción (Bill Strothers) especializado en escalar edificios. No le va bien, llega tarde y se ve desbordado por la multitud de mujeres que acuden a las rebajas. Harold buscará convencer a sus jefes para que contraten a su compañero de habitación para atraer la atención de los viandantes. Las cosas se complican cuando su novia decide visitarle en la ciudad. Y él se hace pasar por el gerente de la empresa introduciéndose en su despacho. A la vez, cuando su compañero es perseguido por la policía y no puede actuar, será Harold quién acabe trepando por la fachada. Su ascensión, sorteando mil imprevistos y siempre a punto de caer al vacío mantendrá en vilo a miles de transeúntes…

    Comentario

    La obra maestra de Harold Lloyd. La escena del genial cómico escalando un edificio supone uno de los momentos más grandes del cine mudo, y su clímax -Harold colgado de las manillas del reloj en lo alto de un edificio- sigue siendo una de las escenas estelares de la historia del séptimo arte. Lloyd perdió los dedos pulgar e índice de su mano derecha durante el rodaje de la escena. Posee situaciones muy ocurrentes con una estupenda planificación de gags, dinamismo en la acción, personajes principales bien trazados, y un óptimo empleo humorístico de los caracteres secundarios y de los escenarios. La co-protagonista, Mildred Davis, se casaría posteriormente con Lloyd. La película se puede ver como una metáfora del ascenso social y vital que valora la ambición y el riesgo como factores clave para conseguir los fines propuestos.