EL HOMBRE DE LARAMIE (1955)

    27
    Titulo original: The Man from Laramie
    Año: 1955
    País: EE.UU.
    Duración: 101 min.
    Dirección: Anthony Mann
    Guión: Philip Yordan y Frank Burt
    Música: George Duning Temas musicales: “The Man From Laramie”

    Intérpretes

    James Stewart, Arthur Kennedy, Donald Crisp, Cathy O´Donnell, Alex Nicol, Aline MacMahon, Wallace Ford, Jack Elam, John War Eagle, James Millican, Gregg Barton, Boyd Stockman, Frank DeKova, Beulah Archuletta, Jack Carry, Bill Catching, Frank Cordell, Kay Koury, Frosty Royce y Eddy Waller.

    Sinopsis

    El misterioso Will Lockhart (James Stewart), un comerciante poco dado a hacer amistades, que en realidad es un capitán del ejército, deja Laramie para ir en busca de los responsables de la venta de rifles a los apaches que mataron a su hermano y llega a la ciudad de Coronado, Nuevo México. La mayor parte del territorio está bajo el control de Alec Waggoman. Las cosas no empiezan bien, y al cruzar unas salinas propiedad de Waggoman, tiene que hacer frente a uno de los hijos de éste, un hombre despiadado llamado Dave. Aunque Will no es consciente de haber hecho nada malo, le golpean, le queman las carretas y dan muerte a sus mulas. Alec y su capataz Vic tratan de expulsar a Will de la zona, pero este tiene una misión que cumplir. Tras un nuevo enfrentamiento con Dave, Vic mata al hijo de Waggoman, acusando del crimen a Will. A raíz de este suceso, Waggoman descubre después que su hijo y Vic han estado vendiendo rifles a los apaches.

    Comentario

    Dentro de las líneas argumentales más famosas y recurrentes del western clásico, aquel que mantiene intacta la delimitación entre buenos y malos sin entrar en disquisiciones filosóficas, pocas han dado tanto juego como la ambición desmedida de los comerciantes ávidos de riquezas que no dudaban en poner en peligro el frágil equilibrio de la paz y la integridad física de los miles de pioneros que poco a poco iban poblando los territorios recién conquistados a los pieles rojas con tal de ver aumentada su cuenta de beneficios. No es de extrañar, por tanto, que ésta sea una de las características más recordadas de “El hombre de Laramie”, western por lo demás correcto de principio a fin, que ofrece uno de los mejores trabajos del tándem formado por Anthony Mann y su actor fetiche, James Stewart, director y actor que también compartieron otros westerns de éxito como “Horizontes lejanos”, “Colorado Jim” y “Tierras lejanas”, y que cuenta, además, con el trabajo a cargo del guion de Philip Yordan, autor entre otros ejemplos del género tan memorables y cercanos en el tiempo como “Johnny Guitar”.