EL GRAN GATSBY (2013)

    Titulo original: The Great Gatsby
    Año: 2013
    País: EE.UU.
    Duración: 142 min.
    Dirección: Baz Luhrmann
    Guión: Baz Luhrmann y Graig Pearce, basado en la novela homónima de Francis Scott Fitzgerald
    Música: Graig Armstrong. Temas musicales: "Back to Black", interpretado por Beyoncé; "Young and Beautiful", interpretado por Lana Del Rey; "Together"; "No Church In The Wild", interpretado por Jay Z y Kanye West, Frank Ocean y The Dream; "Hearts A Mess"; "Let`s Misbehave", interpretado por Irving Aaronson and his Commanders; "Ain`t Misbehavin'", interpretado por Louis Armstrong; "St Louis Blues", interpretado por Louis Armstrong; "Love Is The Drug", interpretado por Bryan Ferry with The Bryan Ferry Orchestra; "New Orleans Bump (Monrovia)", interpretado por Jelly Roll Morton; "Who Gon Stop Me", interpretado por Jay Z and Kanye West; "Bang Bang", interpretado por Will.i.am; "A Little Party Never Killed Nobody (All We Got)", interpretado por Fergie, Q-Tip y GoonRock; "Rhapsody In Blue"; "Over The Love", interpretado por Florence y The Machine; "Still"; "Izzo (H.O.V.A.)", interpretado por Jay Z; "Empire State Of Mind (Pt II) Broken Down", interpretado por Alicia Keys; "100 Bill", interpretado por Jay Z; "Where The Wind Blows", interpretado por Coco O. of Quadron; "Crazy In Love", interpretado por Emeli Sande and The Bryan Ferry Orchestra; "Oh! You Have No Idea", interpretado por Andrea Martin and The Bryan Ferry Orchestra; "Together", interpretado por The XX; "Love Is Blindness", interpretado por Jack White; "Into The Past", interpretado por Nero; "Kill And Run", interpretado por SIA; "Can`t Repeat The Past", interpretado por The Bryan Ferry Orchestra; "Infinite Hope", interpretado por The Bryan Ferry Orchestra; y "Daisy`s Theme", interpretado por The Bryan Ferry Orchestra.

    Intérpretes

    Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire, Carey Mulligan, Amitabh Bachchan, Steve Bisley, Richard Carter, Jason Clarke, Adelaide Clemens, Vince Colosimo, Max Cullen, Mal Day, Elizabeth Debicki, Lisa Adam, Joel Edgerton, Emmanuel Ekwenski, Eden Falk, Isla Fisher, Emily Foreman, Tiger Leacey Wyvill, Charlize Skinner, Garrett William Fountain, David Furlong, Daniel Gill, Price Johnson, Stephen James King, Goran D. Kleut, Kim Knuckey, Barrie Laws, Mark Lemon, John Maumau, Brendan Maclean, Frank Aldridge, Callan McAuliffe, Ben McIvor, Hamish Michael, Brian Rooney, Kevin McGlothan, Nick Meenahan, Olga Miller, Heather Mitchell, Gus Murray, Kate Mulvany, Barry Otto, John O`Connell, Corey Blake Owers, Tasman Palazzi, Brenton Prince, Bryan Probets, Milan Pulvermacher, Alfred Quinten, Ghadir Rajab, Jake Ryan, John Sheerin, Nicholas Simpson, Kasia Stelmach, Nick Tate, Jack Thompson, Kieran van Bunnik, Sylvana Vandertouw, Gemma Ward, Matthew Whittet, Felix Williamson, Bill Young, Nancy Denis, Kahlia Greksa, Karinna Greksa, Natasha Marconi, Jaclyn Seymour, Briden Aspinall, Charles Bartley, Veronica Beattie, Kane Bonke, Kirby Burgess, Henry Byalikov, Thomas Egan, Danielle Evrat, Ryan Gonzalez, Lyndell Harradine, Sophie Rose Holloway, Michelle Hopper, James May, Zac McAliece, Lara Mulcahy, Mikaela Smith, Alex Stewart, Romina Villafranca, Mitchell Woodcock, Kaylie Yee, Tiana Canterbury, Morgan Choice, Eden Dessalegn, Elenoa Rokobaro, Lisa Viola, Betsy Effie Nkrumah, Thabang Baloyi, Jeff Duff, Alison Benstead, Joel Amos Byrnes, Elliott Collinson, Arthur Dignam, Simon Edds, Conor Fogarty, Nigel Harbach, Jacek Koman, Alex Lissine, Corey Mills, Stefan Mogel, Jey Osman, Kai Pantano, Drew Pearson, Chris Proctor, Eddie Ritchard, Alexander Roberts y Roger Adam Smith.

    Premios

    Película de apertura del Festival Internacional de Cine de Cannes. Oscar al Mejor Vestuario y Mejor Diseño de Producción.

    Sinopsis

    Nick Carraway (Tobey Maguire) deja el medio oeste y llega a Nueva York en la primavera de 1922, una época de relajamiento moral, deslumbrante jazz, reyes del contrabando y en la que la Bolsa sube como la espuma y las penurias de la Primera Guerra Mundial quedan ya muy lejanas. Nick, que busca su propia versión del sueño americano, e intenta aprender de lo que ve, entabla relaciones al otro lado de la bahía donde está su prima Daisy (Carey Mulligan) y el mujeriego marido de sangre azul de ésta, Tom Buchanan (Joel Edgerton). Será Tom quién le presenta a su vecino, un misterioso millonario que da muchas fiestas, Jay Gatsby (Leonardo DiCaprio), y que vive permanentemente en una fiesta rodeado de un aura de misterio, cuyas celebraciones son codiciadas y celebradas por la alta sociedad social. La amistad entre Nick y Gatsby abrirá las puertas a la verdad del millonario: Su relación con Daisy, que terminó durante la Primera Guerra Mundial, acabará afectándoles a todos.

    Comentario

    Casi cuarenta años separan la fiel versión de Jack Clayton (1974) y la arriesgada de Baz Luhrmann, un trecho que deja bien claro también el muy diferente concepto del espectáculo que media entre cuatro décadas. Ambas resultan más que correctas y apropiadas a su tiempo. Pero “El gran Gatsby” del australiano es más creativa, da un paso más allá, no se conforma con volver a la novela de Scott Fitzgerald y, en época de crisis y excepticismo global, renuncia primero al toque edulcorado, luego echa mano de efectos especiales, atrevida pirotecnia, estética algo hortera y monta, más que una ópera, una opereta a base de amargura, cinismo y lo más frágil –y casi siempre lo más ridículo- de una vida por “grande” que parezca. Ya lo dice Daisy nada más empezar “…todas las cosas bellas se desvanecen tan rápido…” Y sólo desde esa perspectiva puede entenderse la retardada y teatral, aparición de Gatsby en escena, entre fuegos artificiales y otras gaitas. Luhrmann opta, pues, por ese toque de exageración, de caricatura; y los actores (todos estupendos) no actúan en determinados momentos, sobreactúan, con perfecto conocimiento de causa. Esa es la gran baza de la película. La novela, lo sabe Luhrmann, no la va a superar. Es un icono (y eso que no es, ni de lejos, la mejor de Fitzgerald) pero sí es, en cambio, la que mejor simboliza las ganas, la ambición, la fuerza…, el sueño americano, en definitiva, tan engañoso a veces y tan imposible otras: “nosotros nacimos diferentes, lo llevamos en la sangre…”, le espeta el marido despechado en un choque de trenes de lujo -la estupenda escena del Plaza- entre el Orient Express y el AVE; y en ese choque letal se ve que nada es trivial.