EL GRAN DESFILE (1925)

    Titulo original: The Big Parade
    Año: 1925
    País: EE.UU.
    Duración: 141 min.
    Dirección: King Vidor
    Guión: Harry Behn, con rótulos de Joseph W. Farnham, basado en la historia “Plumes”, de Laurence Stallings
    Música: William Axt y Carl Davis (1988).

    Intérpretes

    John Gilbert, Renée Adorée, Hobart Bosworth, Claire McDowell, Claire Adams, Robert Ober, Tom O`Brien, Karl Dane, Rosita Marstini, George Beranger, Harry Crocker, Julanne Johnston, Kathleen Key, Dan Mason, Carl “Major” Roup y Carl Voss.

    Sinopsis

    Jim Apperson (John Gilbert), un joven estadounidense, perteneciente a una distinguida familia, hijo de un poderoso industrial (Hobart Bosworth), contempla cierto día un desfile militar de soldados que marchan a luchar voluntariamente a Europa, para intervenir en la Primera Guerra Mundial. Impresionado por esto, y para complacer a su padre, que siempre le ha creído un vago y un señorito, decide enrolarse voluntario en el ejército, pese a la angustia de su madre (Claire McDowell), angustiada por la partida. Marcha a un campamento de instrucción militar y pronto comprueba que la vida allí es muy diferente a la que se había imaginado. Conoce a compañeros de clase media como Bull O`Hara (Tom O`Brien) y Slim (Karl Dane), con los que formará una amistad inquebrantable, y parte con su unidad a Francia, dejando en los Estados Unidos a su novia Justyn Reed (Claire Adams), con la promesa de volver cuanto antes. Pero en Francia su unidad se instala en una granja regentada por la joven Mélisande (Renée Adorée) y su madre (Rosita Marstini), enamorándose de la chica. La partida hacia el campo de batalla será desgarradora y en las trincheras conocerá lo que es el horror en estado puro.

    Comentario

    Una de las grandes obras maestras de King Vidos y auténtica joya del cine mudo. Ambientada durante la Primera Guerra Mundial, el filme rompe con cualquier glorificación de la contienda, centrándose en el coste humano y en sus víctimas, logrando un perfecto equilibrio entre la historia colectiva y las peripecias de su protagonista. Protagonizada por John Gilbert, por entonces en la cima de su popularidad, la película fue la primera aportación al cine bélico hecho por Hollywood y el primer filme antibelicista de la historia.