EL FRENTE DE LOS SUSPIROS (1942)

    148
    Titulo original: El frente de los suspiros
    Año: 1942
    País: España
    Duración: 85 min.
    Dirección: Juan de Orduña
    Guión: Juan de Orduña, basado en la novela de Jaime de Salas Merlé
    Música: Juan Quintero

    Intérpretes

    Alfredo Mayo, Pastora Peña, Antoñita Colomé, Fernando Fernández de Córdoba, Manuel Arbó, Rafaela Satorrés, Fred Galiana, Fortunato Bernal, María Luisa Gerona, José Calle, Arturo Marín, Luis Peña padre, Carlota Bilbao, Delfín Jerez, Pedro Barreto, María Cañete y Juana Mansó.

    Sinopsis

    En Sevilla, en 1937, en plena Guerra Civil española, el juez gallego Servando Ortigosa (Fernando Fernández de Córdoba), mientras investiga una herencia, curiosea viejos legajos y lee el sumario del suicidio de María de los Reyes Vargas y Montijano, ocurrido en 1920, que le parece un poco sospechoso. Ese mismo día conoce a su hija, María de los Reyes Cañaveral y Vargas (Pastora Peña) y a su afligido padre Ricardo Cañaveral (Manuel Arbó). Cada vez más intrigado, el juez descubre una antigua revalidad amorosa entre los primos Ricardo Cañaveral y Pablo Cañaveral (Alfredo Mayo) por María de los Reyes Vargas y Montijano, lo que hace queb Ricardo Cañaveral se case con ella, Pablo Cañaveral se exilie en América y María de los Reyes Vargas y Montijano se suicide. Mientras el juez Servando Ortigosa descuida a su novia, que vive en un pueblecito gallego esperando noticias suyas, y se enamora de la gitana Angustias (Antoñita Colomé) y Pablo Cañaveral de su joven sobrina lejana María de los Reyes Cañaveral y Vargas, que es igual a su madre, el juez descubre que la causante de todas las desgracias es la despechada criada Damiana (Rafaela Satorrés), enamorada en secreto de Ricardo Cañaveral, que envenena a su señora.

    Comentario

    Segunda película sonora dirigida por Juan de Orduña, que mezcla intriga y melodrama aderezado por las proclamas guerreras de la Guerra Civil. El título hace referencia a una de las frases del filme: “La guerra tiene tres frentes, el de los soldados que luchan, el de los civiles que trabajan y el de las mujeres que suspiran. El frente de los suspiros. Las madres suspiran por sus hijos, las mujeres por sus maridos y las chicas por sus novios”. Lo más interesante está en la interpretación de Antoñita Colomé y en la descripción de la vida cotidiana en Sevilla durante la Guerra Civil.