EL EDIFICIO YACOBIÁN

    7
    Titulo original: Omaret Yakobean / Marwan Hamed
    Año: 2006
    País: Egipto
    Duración: 165 min.
    Dirección: Marwan Hamed
    Guión: Waheed Hamed, basado en una novela de Alaa' Al-Aswany
    Música: Khaled Hammad

    Intérpretes

    Adel Imam, Nour El Sherif, Youssra, Issad Younis, Ahmed Bedir, Hind Sabry, Khaled El Sawy, Khaled Saleh, Ahmed Rateb, Somaya El Khashab, Bassem Samra, Mohamed Imam, Youseff Daoud, Wael Mahassad y Jihan Qamary.

    Sinopsis

    Construido por un rico armenio a principios de siglo, el edificio del centro del Cairo sirve para introducir a los personajes principales de la historia. Haj Azzam (Nour El-Sherif), el lustrador de zapatos convertido en empresario y miembro del parlamento gracias a la corrupción y al narcotráfico; Zaki El Dessouki (Adel Imam), el viejo mujeriego que añora la aristocracia y los buenos modales de antaño; Taha El Shazly (Mohamed Imam), el hijo del portero que vive en la azotea, un buen estudiante transformado en fundamentalista islámico por la falta de oportunidades y Hatem Rashid (Khaled El Sawy), el editor de un periódico en francés que prefiere la compañía de otros hombres… en la cama. Todos ellos y las mujeres que los rodean forman parte del complejo tejido social que simboliza los cambios sociales derivados de la revolución de 1952 y la explosión demográfica de las décadas siguientes.

    Comentario

    El filme más caro del cine egipcio es esta versión de una novela de Alaa Al Aswany que ofrece una radiografía de la sociedad egipcia a través de residentes de un antiguo edificio de El Cairo. La película presenta aspectos de la sociedad egipcia que muchos preferirían mantener bajo la alfombra, como la corrupción, el fundamentalismo islámico, la homosexualidad y el alcoholismo en una sociedad tradicional. El director Maruán Hamed filmó esta película con tan solo 28 años y a pesar de una duración de casi 3 horas, el relato no se resiente porque sus historias interesan. La narración, un tanto esquemática por abarcar demasiados aspectos, a veces carece de la sutilidad necesaria y adopta características demasiado melodramáticas; sin embargo, la buena actuación del elenco integrado por actores desconocidos en esta región del mundo, así como el ritmo fluido de su relato que impide que la atención decaiga, contribuyen a que el film se siga con interés y se puedan apreciar las características culturales de una sociedad cosmopolita diferente, sorprendente y atractiva poco conocida en occidente.