EL DULCE PORVENIR

    65
    Titulo original: The sweet hereafter
    Año: 1996
    País: Canadá
    Duración: 108 min.
    Dirección: Atom Egoyan
    Guión: Atom Egoyan, según una novela de Russell Banks.
    Música: Mychael Danna. Temas musicales: One More Colour, interpretado por The Sam Dent Band, Dog Track Drizzle, interpretado por The Sam Dent Band, Courage, interpretado por The Tragically Hip, Boy, interpretado por The Sam Dent Band, Courage, interpretado por Sarah Polley y The Sweet Hereafter, interpretado por The Sam Dent Band.

    Intérpretes

    Ian Holm, Caerthan Banks, Sarah Polley, Tom McCamus, Gabrielle Rose, Alberta Watson, Maury Chaykin, Stephanie Morgenstern, Kirsten Kieferle, Arsinée Khanjian, Earl Pastko, Simon Baker, David Hemblen, Bruce Greenwood, Sarah Rosen Fruitman, Marc Donato, Devon Finn, Fides Krucker, Magdalena Sokoloski, James D. Watts y Brooke Johnson.

    Sinopsis

    Un hombre llamado Billy (Bruce Greenwood) acaba de perder a su esposa, fallecida a consecuencia de un cáncer. Todavía con el dolor encima, conduce su coche por un estrecho camino de montaña, detrás de un autobús escolar. Sus dos hijos le saludan desde la ventanilla trasera del autobús, como hacen todos los días. Pero de repente, el autobús se sale del camino, despeñándose sobre un lago congelado y hundiéndose rápidamente tras agrietar el hielo con su peso. Catorce niños mueren en el accidente, todos los que tenían las familias del pueblo. Un tiempo después, un abogado llamado Mitchell Stevens (Ian Holm) llega en siguiendo la estela de la tragedia, prometiendo que si bastantes de los ciudadanos están de acuerdo, él puede llevar el caso a los tribunales para lograr una indemnización por lo ocurrido que los compense por su pérdida. El abogado se entrevista con los padres que perdieron a sus hijos, reabriendo sus heridas, pero poniendo de manifiesto pequeños detalles que habían pasado inadvertidos a la investigación abierta tras el accidente, levanto una atmósfera de sospechas y dudas entre los habitantes del pueblo. Por fin el abogado encuentra el testimonio que buscaba, una adolescente inteligente llamada Nicole Burnell (Sarah Polley), que consigue recuperar su dignidad y volver a unir a la comunidad. Gracias a su coraje, los habitantes del pueblo llegan al dulce porvenir, un lugar reservado para aquellos que están en paz con su destino.

    Comentario

    El egipcio-canadiense Atom Egoyan, un nombre fundamental en el cine de autor de las últimas décadas, logró ser nominado al Oscar como Mejor Director y como Mejor Guionista con esta fábula, inspirada en El flautista de Hamelín, en torno a la desgarradora historia de los habitantes de un pequeño pueblo montañoso que pierden a la totalidad de sus niños en un fatídico accidente de autobús. Es la primera vez que Egoyan no toca un tema propio, sino que realiza una adaptación de una novela de Russell Banks, que combina la tragedia de un padre con la presencia de un abogado que vuelve a abrir unas heridas aún no cicatrizadas.