EL DIABLO DIJO NO (1943)

    178
    Titulo original: Heaven can wait
    Año: 1943
    País: EE.UU.
    Duración: 112 min.
    Dirección: Ernst Lubitsch
    Guión: Samson Raphaelson, basado en la obra "Birthday", de Lazlo Bus-Fekete.
    Música:

    Alfred Newman.


    Intérpretes

    Don Ameche, Gene Tierney, Charles Coburn, Marjorie Main, Laird Cregar, Spring Byington, Allyn Joslyn, Eugene Pallette, Signe Hasso, Louis Calhern, Helene Reynolds, Aubrey Mather, Tod Andrews, Florence Bates, Scotty Beckett, Clara Blandick, Leonard Carey, Dane Clark, Claire Du Brey, James Flavin, Bess Flowers, Gary Gray, Alfred Hall, Grayce Hampton y Dickie Jones.

    Premios

    Premios Oscar: Nominada al Oscar a la Mejor Película, al Mejor Director y a la Mejor Fotografía en Color


    Sinopsis

    Henry Van Cleve (Henry Van Cleve) llega al despacho del ejecutivo Satanás, que se encuentra terriblemente ocupado con la gran cantidad de casos nuevos que vienen a ingresar en sus dominios. El diablo se excusa ante Henry y le comunica que su expediente se ha extraviado. Satanás, ejecutivo eficiente, ruega a Henry que le cuente su caso. Henry Van Cleve es un simpático calavera que vive de dar sablazos a su familia y perseguir guapas jóvenes. Evoca su infancia bajo el cuidado de su abuela, madre y niñera, su adolescencia con una sucesión de curiosos romances, su juventud, inocentemente irresponsable, pese a lo cual su familia le adora, prefiriéndole a su primo Albert (Allyn Joslyn), un abogado muy responsable, enamorado de la dulce Martha Strabel (Gene Tierney). Henry, siguiendo con sus aventuras, raptará a la novia de su primo en dos ocasiones, casándose con ella a los 26 años y llegando a tener un hijo. La vida de Henry Van Cleve es, en definitiva, pura inocencia si se tiene en cuenta su época, Nueva York de finales del siglo XIX, repleto de severos negocios, duros abogados y terribles damas de sociedad. La ciudad terminó cambiando, pero él no, murió sexagenario en brazos de una joven enfermera. Oída su biografía, tan inocente, de caballero licencioso, el diablo, cómplice, le manda al Cielo.

    Comentario

    Uno de los grandes filmes de Ernst Lubitsch, que con un estilo entre tierno e irónico, y en un largo flash back refleja las características de la sociedad estadounidense de finales del siglo XIX, con un protagonista sospechosamente parecido al americano medio de la época en que produjo el filme. Unas magníficas interpretaciones, unos decorados primorosos y, en ocasiones estilizados y modernos, y una utilización dramatizada del color, hacen de esta comedia un juguete delicioso.